A 20 años de 1994, año repleto de sucesos políticos, económicos y sociales que cambiaron al país, ¿qué ha cambiado? Casi todo, pero algunos insisten en que casi nada.

 

 

 

PUBLICIDAD

1994, un año que México no puede olvidar. El año inició con la entrada en vigor del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, pero, al mismo tiempo, el primero de enero rebeldes zapatistas se levantaron en armas y declararon una guerra al Estado Mexicano y al Presidente Salinas, una guerra que, según los datos, sigue vigente.

Este agitado inicio de año hace que la política se enrarezca y todos los actores políticos empiecen a jugar el perverso juego del poder y la sucesión presidencial. Manuel Camacho pide ser Comisionado por la Paz y, más tarde, se apuntaba como candidato sustituto.

En ese mismo enero, Luis Donaldo Colosio inicia su campaña electoral en Querétaro. En un intento por controlar la situación de zozobra política creada a la campaña electoral por el conflicto zapatista, Salinas dice una de sus más celebres frases: “No se hagan bolas, el candidato es Colosio”.

Dos meses después, con el estridente son de la “La Culebra” como música de fondo, Colosio caería cobardemente asesinado en Lomas Taurinas, diez días después del secuestro de Alfredo Harp Helú y un mes antes del secuestro de Ángel Lozada.

20 años de mucha historia nos acechan en este 2014: aniversarios de la autorización en el Congreso de la autonomía del IFE, del ingreso de México a la OCDE, del famoso debate electoral entre Zedillo, Cuauhtémoc Cárdenas y Diego Fernández de Ceballos (que desaparece después de ganar el debate) y la aparición del Grupo San Ángel con Elba Esther Gordillo, Jorge Castañeda y Reyes Heroles, entre otros.

Asimismo, en septiembre asesinan a José Francisco Ruiz Massieu, se lanza el satélite Solidaridad II, se inaugura el WTC, muere Diana Laura Riojas, viuda de Colosio, Zedillo toma posesión como Presidente de la República, se vive el llamado “error de diciembre”, con fuga de capitales, caída de la Bolsa Mexicana de Valores y una gran devaluación. Y, finalmente, se cumplen 20 años del anuncio del rescate financiero a México por los EU y el G7.

Hoy, 20 años después, celebramos el vigésimo aniversario de la entrada en vigor del TLCAN y México cambia. Estamos viendo reformas inauditas, entre ellas la política, que cierra los 20 años de autonomía del IFE al convertirlo en un nuevo instituto electoral: ¿coincidencia o muerte anunciada? El PRI reforma sus estatutos ¿Estará retomando algunos principios de la filosofía de Colosio? La maestra Gordillo ya no está en el SNTE. Cuauhtémoc Cárdenas quiere regresar a dirigir al PRD. Manuel Camacho es Senador de la República por la izquierda mexicana. Regresamos a una presidencia del PRI, después de 12 años de dos periodos presidenciales del PAN.

Y, en la última semana, renuncia Francisco Rojas a la CFE, hace 20 años salía de Pemex; Esteban Moctezuma, a 20 años de ser nombrado Secretario de Gobernación, escribe sus verdades de la época en contra de Zedillo, y Carlos Salinas defiende el final de su Presidencia en una entrevista con el periodista Rogelio Cárdenas, a 20 años de haber entregado el poder. Puras y simples coincidencias.

20 años… ¿Qué ha cambiado? Casi todo, pero algunos insisten en que casi nada.

 

 

Contacto:

Mail:[email protected]

Twitter: www.twitter.com/@Marcovherrera

 

 

 

*Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Resultados corporativos pegan a los mercados
Por

La revisión de panorama de Procter & Gamble golpeó a Wall Street; en México, la posibilidad de ver aumentos de preci...