Whatsapp, con sólo 5 años de existir, es el mayor ganador en esto y no sólo por la cantidad de dinero que se embolsan en un lapso tan corto, sino que como mercadólogo, siempre me pareció extraño tener un producto el cual fuera gratuito y además estar en contra de cualquier anuncio.

 

 

Facebook compró al servicio de mensajería móvil WhatsApp por la espectacular cifra de 19,000 millones de dólares en efectivo y acciones, esto por mucho, es la mayor adquisición de la compañía y la compra más grande de este tipo que se haya hecho alguna vez incluyendo a Google, Microsoft o Apple.

PUBLICIDAD

Se están pagando 12,000 millones de dólares en acciones de Facebook (casi el 9% del valor de la compañía) y 4,000 millones en efectivo para WhatsApp. Además, a los fundadores y empleados de la app, (55 empleados en total) se les otorgarán acciones restringidas con valor de 3,000 millones de dólares, de las cuales serán titulares después de cuatro años una vez que se finalice el acuerdo a finales de este 2014; lo que sería un poco más de 54 millones de dólares por cabeza (nada mal para un buen fin de semana).

La compra en sí no es sorpresa, ni mucho menos el comprador, ya que Facebook probablemente esté atraído por los 419 millones de usuarios (más del doble de Twitter) conformado por una audiencia en su mayoría  adolescentes y de adultos jóvenes que están utilizando cada vez más el servicio para participar en conversaciones en línea con mas de 34,000 millones de mensajes diarios fuera de Facebooky. Es lógico no poner todos los huevos en una canasta como lo hizo también con la adquisición de Instagram hace dos años por 715 millones.

Lo que realmente quiero resaltar es que Whatsapp, con sólo 5 años de existir, es el mayor ganador en esto y no sólo por la cantidad de dinero que se embolsan en un lapso tan corto, sino que como mercadólogo, siempre me pareció extraño tener un producto el cual fuera gratuito y además estar en contra de cualquier anuncio, ya que su único ingreso era el cobro único inicial en los dispositivos iOS (ya que en Android es gratuito), y aún cuando la empresa era pequeña y los costos de operación relativamente bajos ¿sería el volumen de ese ingreso lo suficientemente fuerte para subsistir? Seguramente no y seguramente contaba con inversores que estaban apostando a este momento, en el cual o empezaban a cobrar a todos los usuarios ya evangelizados o se vendía la empresa.

De hecho los fundadores, el Estadounidense Brian Acton de 42 años quien fuera el empleado número 44 de Yahoo y el Ucraniano JanKoum de 37 años de edad, ambos antiguos rechazados de Facebook para laborar con ellos, argumentan que una de las razones de su salida conjunta de Yahoo en 2007, se debió a que no les parecía la fijación de las empresas de internet en incluir publicidad a toda costa.

Esto no es de extrañar si trabajas sólo por amor al arte, pero siendo prácticos hay que comer de alguna forma, y si no tienes una estrategia de mercadotecnia detrás de tu producto y/o empresa, tarde o temprano o quiebras o vendes, pero eso de ser hermanita de la caridad no es una estrategia sostenible, bueno ni siquiera para las mismísimas monjitas de la caridad que tienen que recurrir siempre a benefactores para poder comer.

Por lo anterior yo me pregunto ¿sería que todo el show de estar en contra de cualquier anuncio por parte de Whatsapp (incluso se rumora que no tenían ni letrero fuera de sus oficinas) estaría fríamente calculado? ¿Y la estrategia de mercadotecnia subyacente de la empresa Whatsapp sería precisamente esa?, la de hacernos creer que odiaban la publicidad para llamar así la atención.

Un poco como lo que planteaba la escritora canadiense Naomi Klein allá por 1999 con su libro NO LOGO que era un logotipo en si mismo. La respuesta será algo de los muchos misterios sin resolver, lo que si es seguro es que a nivel mercadológico el estar en contra de lo que se considera “la normalidad” siempre va a llamar la atención y que aquel que no quiera comunicar algo, nunca lo va a lograr, ya que somos humanos y es esencial de nuestra persona la comunicación y la mercadotecnia por eso aquel que no quiera comunicar algo, le aviso que ya está comunicando en sí todo con esa actitud y sin una estrategia correcta de mercadotecnia tal vez se interprete de  maneras que no sean las deseadas.

 

Siguientes artículos

Desaceleración sexenal, la historia se repite
Por

¿Qué tiene que ver la toma de poder de Enrique Peña Nieto con el crecimiento bajo observado para el cierre de 2013? Méxi...