El dinero que ganamos mes a mes (nuestra nómina) es fruto de nuestro trabajo y uno de los pilares más importantes de nuestro presente y futuro. Con él no sólo solventamos nuestros gastos más recurrentes y elementales, sino que a su vez planeamos y diseñamos la vida que queremos, le damos forma a lo que nos hace felices y a los proyectos que queremos emprender. También con él preparamos el terreno y prevenimos mejor el futuro con el que soñamos. 

No es de extrañar entonces que intentemos cuidar siempre esos recursos, lo cual a veces resulta complicado, sobre todo si tomamos en cuenta esa realidad que apunta la Condusef: cerca del 40% de los mexicanos no ahorramos, no sabemos cómo, o no podemos. Esto nos orilla quincena a quincena, o mes a mes, a buscar los mecanismos necesarios -muchos de ellos ineficientes- para guardar un poco de ese recurso. 

La solución a todas esas calamidades tiene un nombre incómodo aunque contundente: control. Control sobre lo que es nuestro, y control total sobre cómo, cuándo y en qué o no gastarlo. Y si como mencionamos nuestra quincena o salario es nuestro pilar más fuerte pero también nuestro talón de Aquiles, ahí mismo se encuentra la solución: un cambio de nómina es ese pequeño gran paso que marcará la diferencia. 

Actualmente, la gran mayoría de las personas piensa que tener su nómina con un banco u otro es un tema indistinto, en tanto se piensan cosas como “esa es la que me escogió la empresa”, “toda la vida he estado con ese banco y qué flojera cambiar, ¿para qué?”, “no me gustan los trámites, así estoy bien, gracias”, entre un sinfín de argumentos más que van socavando poco a poco la posibilidad de hacer de nuestro sueldo la poderosa arma que en verdad es y debería ser. 

Actualmente, Citibanamex encabeza una gran oferta en cuanto a beneficios, procedimientos y seguridad ligados a nuestra nómina se refiere, atacando ciertas ideas que suelen pensarse al respecto, las cuales por fortuna no son del todo ciertas y que fácilmente se pueden comprobar y desmentir. Toma nota:

“Me cobran comisiones”

Esto es completamente falso, de hecho recibir tu nómina es lo único que te hará evitar pagar comisiones por manejo de cuenta en un banco y hacerlo no te cuesta nada, al menos con Citibanamex; como trabajador es tu derecho decidir en dónde recibir tu nómina.

“No tiene caso, no me da nada”

Contrario a las tarjetas de nómina de otros bancos, algo que hace Citibanamex una de las opciones más atractivas del mercado es que con cambiarte tienes acceso a preventas y promociones exclusivas, podrás comprar boletos para el concierto de tu artista favorito antes que nadie y el beneficio de participar en esas promociones que siempre has querido; beneficios que creías eran exclusivos de una tarjeta de crédito e impensables para una de nómina.

Por si esto no fuera suficiente motivo para cambiarte, la seguridad digital se convierte en un motor de nuestro presente más inmediato y de nuestro futuro planeado, recibirás notificaciones de todos tus movimientos y, a través de la app Citibanamex Móvil, podrás hacer transferencias 24/7 y de forma inmediata, además nos da la opción de ahorrar fácilmente desde cien pesos y dejando nuestro dinero disponible –pero no visible en cajeros automáticos-, por aquello de las tentaciones.

“Es un trámite complicado, más”

Esto también es falso. Y aquí habría que dejar en claro algo: tanto para el banco como para ti el tiempo es oro, y hoy en día un trámite que es largo o difícil no tiene caso y está destinado al olvido. 

Sólo necesitas dos requisitos y un paso para hacer tu cambio de nómina a Citibanamex:

1) Tu identificación oficial vigente.

2) La tarjeta de débito, o bien los 18 números de la cuenta CLABE donde te depositan tu nómina.

Sólo tienes que acercarte a tu sucursal Citibanamex más cercana para cambiarte y comenzar a disfrutar de todos los beneficios. De igual forma, si ya tienes cuenta en Citibanamex y Netkey activo puedes consultar la guía para cambiarte en Bancanet.  

“Me va a generar un problema con mi patrón”  

Otro de esos mitos y barreras que no sólo son falsos, sino que además resultan innecesarios para cualquier entidad y usuario. Tu empleador, jefe o patrón no sabe si recibes tu nómina en otro banco, tampoco hay algún conflicto de intereses en ello. Tu empresa o jefe sigue depositándote a la misma cuenta de siempre, sólo que al hacer tu cambio la estarás recibiendo en Citibanamex, con todas las comodidades y beneficios superiores que esto representa.

Es momento de hacer un cambio sustancial con la forma en la que quieres manejar tu dinero y que te acerques de verdad a donde quieres estar.

 

Te puede interesar: Mexicanos imparables en lo colectivo y en lo individual.

Mexicanos imparables en lo colectivo y en lo individual

 

Siguientes artículos

Regular autos ‘chocolate’ costaría 20,000 empleos y 50,000 mdp, advierte AMDA
Por

Se trata del Artículo Décimo Quinto a la Ley de Ingresos 2020, para regular en ocho meses los autos provenientes de EU q...