43% de las empresas mexicanas señala que las últimas inversiones que se hicieron en tecnología han resultado en retornos por debajo de lo esperado, mientras que el 60% dice que esto se ha debido a que no se han sabido aprovechar al máximo ¿cómo solucionarlo?

 

 

México está preparado para alcanzar el alto desempeño, el mundo está viviendo un paso decidido hacia la digitalización y la movilidad que ha transformado la manera de hacer negocios. La tecnología permite avanzar a pasos agigantados, tan sólo hoy en día, son 11 mil millones los dispositivos conectados entre sí a través de internet, se calcula que para 2020 esta cifra aumentará a 50 mil millones.

PUBLICIDAD

Se debe aprovechar esta ventana de oportunidad para dar un salto cuántico y posicionarse a la vanguardia aprovechando las bondades que las nuevas tecnologías le ofrecen. Nuestra economía se beneficiará con un mercado analítico y móvil más conectado.

Actualmente, tenemos una penetración de personas en línea de 39%, cifra que está ligeramente por encima del promedio global de 38%, pero por debajo de nuestra propia región, que tiene una penetración de 45%.

Como vemos, todavía nos falta mucho por recorrer, sin embargo, la buena noticia es que México cuenta con el contexto necesario para alcanzar este desarrollo en tiempo récord.

México bien podría  utilizar como norte a Corea del Sur, contra el cual se tiene un rezago tecnológico de alrededor de 12 años. Este país se puso el objetivo de desarrollar sus tecnologías digitales y ser un líder en este sector como un medio para impulsar el desarrollo económico y social. Hoy, los resultados son asombrosos. El 100% de las conexiones en hogares en la República de Corea son de banda ancha; el gasto en publicidad en nuevos medios digitales representa 27% del gasto total y el país está en el número uno del ranking bianual de las Naciones Unidas de e-gobierno.

Por otra parte, según una encuesta realizada por Accenture a directivos de empresas mexicanas, el 60% de los tomadores de decisiones en empresas nacionales reporta que no utiliza información recopilada a través de redes sociales al momento de tomar una decisión; a pesar de que, tres de cada 10 consumidores en México señala utilizar con frecuencia las redes sociales para expresar su insatisfacción con un producto o servicio, lo que posiciona a nuestro país como uno de los cinco países a nivel global que más utiliza estas herramientas para manifestarse.

A su vez, 43% de las empresas mexicanas señala que las últimas inversiones que se hicieron en tecnología han resultado en retornos por debajo de lo esperado, mientras que el 60% dice que esto se ha debido a que no se han sabido aprovechar al máximo.

En este sentido, en Accenture realizamos un estudio titulado “México Digital, la ruta hacia el alto desempeño”, que plantea que en nuestro país la visión sobre el futuro de la tecnología digital debe ser formulada de manera colaborativa e integral por el sector público, el sector privado, la academia y la sociedad en general. Independientemente de la visión que resulte, es evidente que México debe trabajar en seis líneas de acción:

Mejorar el ambiente político y regulatorio relacionado a tecnologías digitales.

1.            Mejorar el ambiente de negocios e innovación.

2.            Incrementar la cobertura de la infraestructura y el contenido digital.

3.            Promover e impulsar el uso individual de las tecnologías digitales.

4.            Promover e impulsar el uso empresarial de las tecnologías digitales.

5.            Promover la incorporación de las tecnologías digitales en el proceso de enseñanza-aprendizaje.

Para que haya un progreso efectivo en estas líneas de acción, es necesaria la creación de un organismo autónomo multisectorial que genere y supervise la ejecución del plan, el cual debe involucrar la representación del gobierno en sus tres niveles, la iniciativa privada en múltiples sectores, la academia, organismos autónomos y a la sociedad civil.

La rápida y adecuada adopción de las tecnologías digitales permitirá un desarrollo más acelerado del país en los aspectos sociales y económicos. Para lograr esto, se requiere de una alineación y esfuerzos conjuntos de los distintos sectores de nuestro país. La iniciativa privada debe impulsar más decididamente estas tecnologías para incrementar la productividad y la competitividad de sus industrias; mientras que el sector público deberá realizar cambios en el sistema legal, transformándolo hacia una sociedad de información.

Es preciso que México enfoque sus esfuerzos a este fin, de manera que reduzca la brecha digital y apoye el desarrollo de los negocios y el crecimiento de la economía, con un objetivo concreto y ambicioso, pero alcanzable. El alto desempeño es posible para México.

 

Contacto

Facebook: Accenture en México

Twitter: @Accenture_MX

Página: www.accenture.com/mx-es

 

*Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

El misterioso caso de los seguidores fantasma
Por

¿Alguna vez han pensado en comprar followers para sus redes sociales? Alto. Piénsenlo muy bien, es muy probable que se t...