Por Cris Urzua*

Sea cual sea tu definición de éxito, todos queremos alcanzarlo, al final, somos seres humanos que buscamos sentirnos plenos, lograr nuestros objetivos personales, y alcanzar nuestros sueños. 

Aunque muchos saben qué se debe hacer para lograrlo, la diferencia está en este otro grupo pequeño de personas que hicieron eso de forma diferente. ¿Pero qué se necesita para comenzar a hacer cosas increíbles? 

Me senté a platicar con Robin Sharma, uno de los coach en liderazgo más reconocidos mundialmente, autor y conferencista que ha logrado tocar millones de vidas, ha trabajado con marcas top del mercado, CEOS y celebridades. Y famoso por ser el autor de su best seller, “El monje que vendió su Ferrari” y esto me contó sobre el éxito:

El mundo pertenece a los inadaptados

La sociedad está llena de personas que se han adaptado a él, y no al revés; solo muy pocos se han atrevido a salir de los paradigmas que ha dictado la sociedad e irrumpen los estándares haciendo las cosas de manera diferente. 

¿Pero por qué nos da tanto miedo salirnos de la línea? Todos nacemos siendo seres originales, sin miedo, atrevidos, soñadores, eligiendo ser como queríamos ser, siendo fieles a nuestra esencia, pero pasa que un día creces, tu racionamiento también y empiezas poco a poco a mimetizarte con la sociedad en la que vives, sus normas, sus miedos, sus creencias… Empiezas a ser lo que se supone que tienes que ser. 

Cuando queremos alcanzar cierta meta estamos acostumbrados a observar qué están haciendo los demás para nosotros repetirlo, en lugar de plantearnos a nosotros mismos cómo queremos hacerlo.  

Entonces…¿Cómo rompo el ciclo? 

El primer paso está en tomarte el tiempo para estar contigo mismo, conecta con tus pensamientos, conecta con tu cuerpo, escucha lo que tu verdadero yo quiere decir. Dejar atrás el miedo al rechazo y comenzar a mostrarte tal y como eres.

De los grandes genios se reían, porque muchas veces las personas no creen posible ciertas cosas hasta que va alguien y les demuestra que sí es posible. Si a las mente brillantes le hubieran importado las críticas, hoy no tendríamos aviones ni computadoras. Las cosas grandes le pasan a la gente valiente y segura de sí misma. 

El camino hacia el éxito se abre hacia adentro

Todo empieza desde adentro, la parte emocional, mental y física de en un ser humano es indispensable para su pleno desarrollo. Muchas veces pensamos que si tenemos bienes materiales, o logramos equis cosa entonces nuestra parte emocional, mental y física mejorará y por ende seremos más felices, cuando es totalmente lo contrario, primero es necesario tener nuestra vida en orden de manera interna para poder alcanzar nuestros demás objetivos.

Tu dinero nunca va crecer más de lo que tú estás creciendo como ser humano. 

No son genes, es disciplina

Ningún atleta, empresario o líder exitoso nació con el gen de la disciplina dentro de él. La disciplina es un músculo que hay que ejercitar todos los días y que es necesario aprender a desarrollar. Son los hábitos diarios lo que construyen a un líder, las decisiones que tomas todos los días. 

¿Cómo comenzar a tener hábitos diarios positivos? Nos cuenta Robin que si una actividad la realizas durante 66 días, posteriormente se vuelve automático. 

El problema de las personas es que no mantienen nuevos hábitos el tiempo suficiente para poder convertirlo en una costumbre. 

¿Va a ser fácil? Te lo aseguro que no, al menos no las primeras semanas. Cuando se comienza un cambio estás rompiendo todo lo que ya tenías construido en tu cuerpo y en tu mente, y toma tiempo acostumbrarse, pero te prometo que al final es increíble.

¿Cómo ser más productivos?

  1. Con la fórmula 20.20.20.

Robin nos explica que para conseguir una mejor productividad durante el día, de 5:00AM a 5:20AM es importante moverse para que el cuerpo libere sus toxinas y aumente su energía. 

De 5:20AM a 5:40AM es tu reflejo, medita, escribe, agradece. Y por último de 5:40AM a 6:00AM aprende: leer, estudiar, escuchar podcasts, adquirir nuevos conocimientos te dan una ventaja competitiva sobre los demás. 

Levantarse antes que todo el mundo es aprovechar esa hora extra en donde dedicas ese tiempo a reconstruirte y ser la mejor versión de ti mismo mientras los demás duermen. 

  1. Vive con temporadas

Para llevar nuestra productividad de un a forma más saludable, es recomendable vivir por temporadas o como Robin lo llama; Ciclos gemelos de rendimiento.

Te explico: existe un Ciclo de excelencia alto, donde estarías de 2 a 3 meses dando tu máximo potencial, despertando temprano, alimentándote bien, enfocado 100% en tus objetivos. 

Después pasas a tu Ciclo de llenado profundo, donde te permites descansar, comer menos saludable, salir de vacaciones, recargar tu energía. 

Este tipo de productividad es un común denominador en todos los líderes exitosos, a diferencia de lo que se podría pensar, que tuvieran una productividad lineal; estando al 100% cada día del año. Al final si estas a tu máximo potencial todo el tiempo sin permitirte descansar, la creatividad y el rendimiento terminarán agotándose.

Todos estamos construidos para una misión, vivir la vida al máximo, servir y ayudar a otros, la diferencia radica en los hábitos, las creencias y las prácticas, porque no importa a que te dediques, todos, absolutamente todos, tenemos un genio dentro.


Enlace al video:

https://vimeo.com/368814160/6581380076

 

Contacto: 

Correo: [email protected]

Instagram: @crisurzua

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

Te recomendamos: ¿Cómo lograr ser un líder exitoso?

 

Siguientes artículos

La política mediocre
Por

La paciencia se le agota a un México que otra vez tendrá que salir adelante a pesar de la mediocridad de sus políticos. ...