Aunque la decisión final es de la Bolsa de Tokio, Toshiba Corp hará todo lo posible para evitar ser excluida de este mercado bursátil, aseguró Satoshi Tsunakawa, Ceo y presidente de la firma japonesa.

“La decisión la tiene que tomar la bolsa. (Pero) haremos todo lo posible para evitarlo”, dijo en una conferencia de prensa en Tokio.

El conglomerado japonés ha postergado la publicación de sus resultados trimestrales (octubre-diciembre), los cuales presentaban un descargo de responsabilidad de parte del auditor PricewaterhouseCoopers (PwC) Aarata LLC, que indica que no podía formarse una opinión de las cuentas.

Su exclusión de la bolsa, que no tiene  precedentes, pone al mercado bursátil de Tokio en el centro de la escena y en una encrucijada para definir el futuro de cotización de la compañía, dado que deberá analizar los pros y contras.

PUBLICIDAD

Lee: Presidente de Toshiba dimite por pérdidas multimillonarias

Si la Bolsa de Tokio no actúa de manera ejemplar con Toshiba podría poner en duda la credibilidad de las autoridades en el mantenimiento de estándares para los inversionistas, mientras que la exclusión de la empresa complicaría la crisis que envuelve al conglomerado, aumentando sus costos de financiamiento y exponiéndola a más demandas de los accionistas.

Se han cuestionado las cifras de la nuclear Westinghouse Electric Co, filial estadounidense de Toshiba, debido a los excesos de costos en cuatro reactores nucleares en construcción en el sudeste de Estados Unidos, que obligaron a la matriz japonesa a estimar una pérdida neta anual de 9,000 millones de dólares, entre otras medidas drásticas.

PwC no sólo está cuestionado los resultados recientes, sino también investigando los libros en Westinghouse para el año comercial que cerró en marzo de 2016, dijeron a Reuters fuentes que declinaron ser identificadas ya que no estaban autorizadas a hablar públicamente sobre el tema.

Ante la posibilidad de caer en la insolvencia a finales del actual año fiscal, Toshiba deberá pagar deudas mediante la venta de activos, o añadir equidad a través de financiación o dar beneficios a finales de marzo.

Toshiba puso en venta su unidad de microprocesadores de memoria y otros activos, mientras que Westinghouse se acogerá a una protección por bancarrota y también podría ser vendida.

Con información de Reuters.

 

Siguientes artículos

El Salvador capta 1,303 mdd de IED
Por

El sector de la industria manufacturera fue el más influyente para este crecimiento aportando un 37. 7% de las transacci...