En un aparente guiño al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, el fabricante de automóviles japonés, Toyota Motor Corporation, anunció este martes que invertirá 600 millones de dólares (mdd) y creará 400 nuevos empleos en una planta de ensamblaje ubicada en Princeton, Indiana (EU).

La inversión de Toyota es parte de un plan de gastos de 10,000 mdd para los próximos cinco años, que la empresa ya había anunciado a principios de enero, para expandir y modernizar sus fábricas en EU, según un comunicado de la compañía.

La expansión en Indiana aumentará la producción del Highlander, la segunda camioneta SUV más vendida de Toyota en Estados Unidos, en 40,000 unidades al año. Actualmente, la planta emplea a 5,100 trabajadores.

“Este proyecto de expansión es parte de la estrategia de localización de Toyota, que apunta a fabricar los vehículos donde se venden”, destaca el documento.

PUBLICIDAD

Te interesa leer: GM saca producción de México; anuncia 7,000 nuevos empleos en EU

Hace unas semanas, Trump amenazó a la mayor automotriz de Japón ante sus planes de construir una planta en Baja California, México.

El empresario republicano dijo en su perfil de Twitter que de ninguna manera permitirá que la firma automotriz producirá su modelo Corolla en territorio mexicano.

En su momento Toyota retó al mandatario estadounidense al responder que no existían cambios en sus planes de producción para la región de América del Norte.

En un comunicado por separado, la automotriz también anunció este martes que está estableciendo una nueva sede en North Dallas (Plano), Texas, para sus operaciones en Norteamérica, lo que incluye jefaturas de fabricación, ventas, comercialización y corporativas.

Sin embargo, la empresa aclaró que no se verán afectadas sus unidades operativas en México o en Canadá.

 

Siguientes artículos

Altán y Promtel firman acuerdo para despliegue de Red Compartida
Por

Con la firma se da inicio formal a un proceso de despliegue del megaproyecto que elevará la cobertura de servicios de te...