Toyota y Honda esperarán hasta que Donald Trump asuma la presidencia de Estados Unidos antes de decidir si harán cambios en sus planes de producción en México, señalaron los presidentes de ambas automotrices japonesas.

El anuncio de las compañías niponas se da luego de que la estadounidense Ford Motor Co. descartó su plan de invertir 1,600 millones de dólares en la construcción de una planta de ensamblaje en México, y ante la intensificación de las críticas de Trump hacia las armadoras que operan en EU pero producen fuera, lo que a su parecer resta empleos a los norteamericanos.

Además, el magnate republicano advirtió que lo de Ford “es sólo el comienzo y viene mucho más”:

“Consideraremos nuestras opciones cuando veamos qué políticas adoptará el nuevo presidente”, señaló este jueves Akio Toyoda, de Toyota Motor Corp., a Reuters durante un evento de la industria en Tokio.

Por su parte, Takahiro Hachigo, de Honda Motor Co. Ltd., dijo en el mismo evento que si bien producen autos en México para mercados que incluyen a Norteamérica y Europa, “no tenemos planes inmediatos de cambiarlos”.

Lee: Rassini se beneficiará con planta cancelada de Ford en México

Tras el anuncio de Ford, ahora es General Motors Co. la que se encuentra en la mira del presidente electo, que asumirá el poder el 20 de enero, ya que a través de su cuenta de Twitter señaló que esta automotriz podría quedar sujeta a un “gran impuesto fronterizo” por sus autos fabricados en México, los cuales se comercializan en el mercado estadounidense.

“General Motors está enviando su modelo Chevy Cruze fabricado en México a los concesionarios de Estados Unidos libre de impuestos en la frontera. ¡Hágalo en EU o pague un gran impuesto fronterizo!”, publicó el mandatario electo en un mensaje en Twitter.

Además de sus afirmaciones para renegociar los términos el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), un acuerdo que incluye, además de Estados Unidos, a México y Canadá, y en el que el sector automotriz podría enfrentar un incremento en los aranceles.

Tanto honda como Toyota tienen instalaciones de producción en Estados Unidos, México y Canadá, aunque fabrica buena parte de sus vehículos producidos en suelo mexicano y canadiense, que son exportados al mercado estadounidense, su mayor comprador.

Te puede interesar: Inversión extranjera caería hasta 15% por anuncio de Ford y otras firmas

 

Siguientes artículos

Supermercados y tiendas departamentales reportan 79 saqueos en México
Por

La Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales, además de los saqueos, reportó 170 comercios bloque...