El trabajador de Petróleos Mexicanos (Pemex) Jaime Juárez Hernández fue asesinado en Tamaulipas.

El empleado mexicano laboró durante casi 20 años en la compañía petrolera, principalmente en labores de combate a tomas clandestinas.

Carlos Treviño, director general de la empresa productiva del Estado, condenó el atentado al trabajador desde su cuenta de Twitter.

“No existe tregua posible para quienes atenten contra la integridad de nuestros trabajadores. Estaremos pendientes del curso de las investigaciones, exigiendo siempre todo el peso de la ley”, agregó el directivo en un tuit.

En el ataque también resultó herido su compañero Fernando Gutiérrez González, que se encuentra estable, según el diario El Universal.

Este caso se suma al que ocurrió el 25 de enero de 2018, cuando dos sujetos en motocicleta mataron a tiros al jefe de seguridad física de la refinería de Pemex en Salamanca, encargado de toda la infraestructura de la petrolera en Guanajuato, incluida la red de ductos en la entidad. Un día antes, Reuters reportó cómo los cárteles de droga extorsionaban a los trabajadores de refinerías

Aquí la historia: Cárteles se apoderan de las refinerías con el robo de combustible

Tamaulipas ocupa el séptimo lugar del país en el robo de combustible, con 191 tomas clandestinas detectadas entre enero y febrero de este año. Este problema cuesta 30,000 millones de pesos anuales a Pemex, un incremento de 50% comparado con la cifra de 2017.

La compañía ha denunciado a 1,600 “pillos”, pero solo 2% ha sido procesado judicialmente porque es necesario que sean capturados durante la extracción de combustible. Internamente, Pemex ha despedido a 100 empleados por sospecha o evidencia de haber facilitado el robo de combustibles.

Lee también: El robo de gasolina le cuesta 30,000 mdp anuales a Pemex

 

Siguientes artículos

mexico-billete-economia
La economía de México tiene su segundo peor trimestre en el sexenio
Por

El PIB de los tres primeros meses del año tuvo su peor crecimiento desde el primer trimestre de 2013.