Reuters.- Miles de trabajadores estatales de Argentina se movilizaron el jueves en las calles de Buenos Aires en reclamo por una reciente ola de despidos del Gobierno, que está impulsando una serie de reformas para bajar el déficit fiscal y atraer inversiones.

Según datos de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), desde diciembre unos 1,200 empleados de la administración federal perdieron su trabajo, a los que se suman otros 1,400 en municipios de la provincia de Buenos Aires, la más poblada de la tercera economía de América Latina.

“Todo está empapado en la lógica del Ministerio de Modernización de dar como sea algún tipo de recorte (en la planta de trabajadores públicos)”, dijo a Reuters Manolo Sueiro, secretario general adjunto de la seccional de ATE en la capital argentina.

Puedes leer:  Conoce la Agenda Forbes Centroamérica y el Caribe

PUBLICIDAD

Organismos financieros internacionales alaban las reformas liberales que ha llevado adelante el presidente Mauricio Macri desde que asumió el poder a finales de 2015, pero afirman que aún se necesitan más cambios para que el país sudamericano se convierta en un destino atractivo para las inversiones.

En diciembre, una sesión legislativa para votar una reforma del sistema jubilatorio debió ser suspendida ante una enorme protesta que desató situaciones de violencia frente al Congreso. Días después, la iniciativa oficial fue aprobada.

Ahora, el Gobierno aspira a poder discutir en febrero en el Parlamento una resistida reforma del sistema laboral argentino, una iniciativa que apunta a bajar los altos costos del país y que es considerada clave por los inversores.

El Gobierno dijo que en 2017 sobrecumplió la meta de déficit fiscal primario, estipulada en un 4.1% sobre el PIB, y tiene como meta reducirlo al 3.2% este año.

 

Siguientes artículos

Perfil | Alfonso Durazo, el hombre cercano a 3 presidenciables
Por

Tras ser secretario particular Luis Donaldo Colosio y también de Vicente Fox, Durazo tiene la confianza de AMLO.