La informalidad en el país sigue ganando terreno. Las personas que laboran en todas las modalidades de empleo informal sumaron 30.2 millones en el último trimestre de 2017, un aumento de 1.1% respecto al mismo periodo de 2016.

Este segmento representó 57% de la población ocupada, de acuerdo con los datos de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) del Instituto Nacional de Geografía y Estadística (Inegi).

De manera detallada, 14.2 millones de personas se ubicaron en negocios informales propiamente, cifra que significó un incremento de 0.4% anual y constituyó 26.9% de la población ocupada; 6.3 millones estuvieron en el sector agropecuario y otros 2.3 millones se hallaron en el servicio doméstico remunerado.

Dentro del empleo informal, el Inegi considera a 7.4 millones de personas que laboran en empresas, el gobierno e instituciones sin tener prestaciones sociales.

PUBLICIDAD

No te pierdas: Informalidad debilita competitividad del país: IMCO

Por otra parte, en el trimestre octubre-diciembre del año pasado, la población desocupada en el país se situó en 1.8 millones de personas, con lo que la tasa de desocupación correspondiente fue de 3.3% de la población económicamente activa, 0.2% menos que en el mismo periodo de 2016 y sin variación respecto al trimestre inmediato anterior.

La población ocupada alcanzó 52.9 millones de personas (32.7 millones son hombres y 20.2 millones son mujeres), cantidad superior en 742 mil personas respecto a la del mismo lapso de 2016.

La población subocupada –la cual tiene disponibilidad de ofertar más tiempo de trabajo de lo que su ocupación actual le demanda– llegó a 3.6 millones de personas, y representó 6.8% de las personas ocupadas, tasa inferior a la de igual periodo de 2016 que fue de 7.1%. Con cifras desestacionalizadas, la tasa de subocupación no registró variación frente a la del trimestre anterior.

Lee también: Éstos son los 5 estados que más empleo ofrecieron en enero

 

Siguientes artículos

acero
Trump considera aranceles a importaciones de acero y aluminio
Por

El mandatario aseguró que las importaciones de acero y aluminio perjudican injustamente a productores estadounidenses.