La empresa realizaría un financiamiento por unos 5,000 millones de dólares para 2018, apoyado principalmente por una nueva generación de electricidad y desarrollo de nuevos ductos.

 

Reuters

 

PUBLICIDAD

El operador canadiense TransCanada Corp podría duplicar sus inversiones en energía en México a unos 5,000 millones de dólares (mdd) al 2018, impulsadas principalmente por nueva generación de electricidad y oportunidades de construcción de ductos, dijo el jueves un directivo de alto nivel.

La empresa actualmente opera dos ductos de gas natural en México a través de contratos de largo plazo con la estatal Comisión Federal de Electricidad (CFE) y pondrá otros dos en operación para 2016.

Los proyectos representan una inversión total de 2,600 mdd.

“Creemos que es posible duplicar nuestro negocio en México para el 2018”, dijo Brandon Anderson, el principal ejecutivo de la empresa en México, en el marco de una conferencia de energía en el balneario de Cancún.

Anderson dijo que las próximas licitaciones de la CFE, especialmente plantas de cogeneración y proyectos de ductos, son los más interesantes en el corto plazo.

El directivo dijo que la reciente reforma energética en México, cuyas leyes secundarias fueron promulgadas en agosto, y que busca elevar la producción de crudo y gas, ofrece beneficios indirectos a firmas de infraestructura como TransCanada.

“La reforma significa que podemos expandir nuestra presencia en México debido al empuje del ‘upstream’ (exploración y producción)”, dijo Anderson.

La empresa, que tiene su sede en Calgary, reportó el año pasado una utilidad operativa de unos 3,300 mdd, de la que entre un 3 y 5% provino de las actuales operaciones en México.

Anderson dijo que TransCanada, que opera unas 20 plantas eléctricas en todo el mundo, está “persiguiendo activamente” sus primeros proyectos de generación en México y le gustaría entrar al nuevo mercado mayorista de venta de electricidad creado por la reforma.

Anderson añadió que el proyecto Keystone XL, un oleoducto de 1,900 kilómetros diseñado para transportar 830,000 barriles por día (bpd) de crudo canadiense desde Alberta a refinerías en la costa estadounidense del Golfo de México, no representará una amenaza a las exportaciones de crudo pesado mexicano a esas plantas.

“Hay una oportunidad suficiente para los tres países -Canadá, Estados Unidos y México- para atender las necesidades de demanda de energía de América del Norte”, dijo.

México, el décimo mayor productor de crudo del mundo, es el tercer mayor exportador de petróleo a Estados Unidos.

 

Siguientes artículos

Banco Mundial dará 170 mdd contra ébola
Por

La organización dijo que apoyará a los países más afectados por el virus, que en seis meses ha generado la muerte de 3,0...