La sociedad vive una rápida transformación digital y tu empresa debe ir al menos a la misma velocidad, y estos 4 ejes marcan el camino.

 

Por Juan Gómez

 

PUBLICIDAD

Sustentos de la transformación

El mundo está en proceso de cambio constante; nuestros hábitos, gustos, forma de vida y de comunicarnos, divertirnos, informarnos, comprar y una larga lista de actividades están en un proceso de transformación digital que ya ha sido asumido por una gran parte de la sociedad, lo que implica que las empresas deberían de cambiar, al menos, a la misma velocidad que la sociedad. Pero es un hecho que no todas van al mismo ritmo.

El ecosistema de compañías lo podemos dividir en cuatro grupos: las que por su naturaleza nacieron digitales como Facebook, WhatsApp y Google; las que han evolucionado del mundo tradicional al digital y que actualmente las percibimos de esa forma, como es el caso de Apple; las que están en proceso de transformación, y las que jamás harán la transición hacia lo digital y que, por lo mismo, probablemente desaparecerán.

En este espacio nos centraremos en las compañías que están en proceso de transformación. Entendemos que esas empresas hicieron o deben estar haciendo la siguiente reflexión: qué esperan los clientes de mí, qué productos son de su interés, cómo quieren que se les atienda, cómo quieren que nos pongamos en contacto con ellos.

Las respuestas a estas preguntas tan simples parecen obvias; sin embargo, saber la respuesta adecuada y ser capaces de ponerla en marcha correctamente dentro de las organizaciones es la clave para conseguir una transformación hacia el mundo digital.

En everis consideramos que el camino hacia la compañía digital debe estar marcado por los siguientes ejes:

  1. El cliente
    Es el centro de todas las decisiones, y para dar respuesta a sus necesidades, el proceso de transformación debe estar diseñado para alinear sus expectativas con la oferta de valor de la empresa.
  2. La tecnología
    Es la palanca clave para la transformación digital: innovación, simplicidad, cercanía, movilidad, analytics, data monetization, predictibilidad.
  3. Los procesos
    Son necesarios para pensar en una compañía digital. Se tiene que hacer una profunda revisión de los procesos que den soporte a la nueva manera de ser y de actuar para poder ser ágiles y eficientes.
  4. La organización
    Se deben considerar todos los elementos que le dan forma. El reto más grande es ser capaz de cambiar la manera de actuar y de pensar de los recursos humanos de la organización. Para ello se debe hacer una redefinición de roles, de skills; se deben romper barreras, silos, miedos. Por naturaleza, el ser humano rechaza el cambio, y sin duda, éste es fundamental para que cualquiera de los ejes sea implementado.

Las empresas que tengan por objetivo convertirse en compañías digitales deben emprender los cambios en los ejes referidos; no es algo fácil ni inmediato, pero es un camino de ida que no tiene vuelta, y entre más rápido se emprenda, más rápido formará parte de nuestra nueva sociedad: la digital, la conectada.

Sólo después de este proceso podremos actuar y vivir dentro de una sociedad digital.


Juan Gómez es socio responsable de Telecom en everis México.

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @everisMexico

Facebook: Everis México

Página web: everis

Blog: everis

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

La impuntualidad en las relaciones públicas
Por

La puntualidad debe entrar en la filosofía de todos, en especial de los RP, ya que somos y construimos imagen positiva....