Por: Juan Francisco Aguilar*

En México las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas representan la columna vertebral de nuestra economía. En el país existen cerca de 4.2 millones de MIPyMES, las cuales contribuyen con alrededor del 52% del Producto Interno Bruto (PIB) y generan el 70% del empleo formal. El apoyo a estos mercados es de gran importancia para el desarrollo del país, y hoy están viviendo momentos de transición en los que la tecnología se convertirá en su mejor aliado.

La situación actual está motivando a los negocios a ser más flexibles. Algunos ya venían preparados para el cambio, otros lo han tenido que hacer aceleradamente para adaptarse. El teletrabajo se ha vuelto una de las grandes ventajas para las medianas empresas. Algunos negocios han cambiado de giro para adaptarse a las nuevas necesidades del mercado, y otras se han apoyado en la oferta de servicios y productos en línea, sector del que se espera un crecimiento de 60% al cierre de 2020.[1]

Todas las organizaciones deberán evolucionar y adoptar componentes digitales que les permitirán seguir el ritmo de la competencia y satisfacer las demandas de los clientes modernos. De acuerdo con la encuesta realizada por la empresa intelliClear en conjunto con Dell Technologies en 2019, el 23% de las medianas empresas encuestadas consideran que mantenerse al día con la competencia es el principal motor.

Por supuesto, estos cambios llegan con sus propios retos. Estos suponen una evolución de la estrategia de negocio, de la cultura y de la forma en la que operan. En esta década de los datos, las MIPyMES deben administrar inteligentemente su información para ser capaces de tomar mejores decisiones y abrir la puerta a otras líneas de negocio. Asimismo, lo que impera es la inmediatez, por lo que tienen que responder con mayor agilidad a las expectativas y exigencias de los clientes. Y debido a la gran cantidad de información que es transferida, se les exige un replanteamiento de cómo se protegen los recursos digitales.

Actualmente la tecnología está impactando a todos los sectores, y las pequeñas y medianas empresas no son la excepción. A través de nuestro estudio, descubrimos que el 22% de los encuestados necesitan ayuda con su Transformación Digital, la cual es un factor competitivo crítico donde las Tecnologías de Información y Comunicaciones (TIC) se han vuelto la base de los procesos de negocio, y a las que se les puede sacar mayor provecho.

Los cuatro pilares de la Transformación Digital

En la actualidad, la TI impulsa la diferenciación para los productos, el ritmo de la empresa y la capacidad de satisfacer las necesidades de los clientes y del mercado antes que las de los demás. El cambio de la fuerza laboral está resaltando la importancia de la Transformación Digital para las organizaciones. Se estima que un 59% de MIPyMES están aumentando la inversión en soluciones de teletrabajo.[2] La nueva normalidad nos está abriendo un mundo en el que el trabajo ya no se define por el espacio y tiempo, sino por resultados, de manera que las empresas tienen que modernizar las experiencias del usuario y empoderar nuevas formas de trabajo.

Las organizaciones deben conectar el contexto de negocio con la seguridad. Si la información de una compañía tiene valor y es necesaria para hacer funcionar el negocio, entonces es vulnerable a un ataque. Por ello, el 82,3% de nuestros encuestados identificaron a la protección de datos como prioridad de TI durante los próximos dos años. Las empresas requieren de inteligencia contra amenazas, análisis y experiencia compartida para estar mejor informadas para actuar. Y como cuarto pilar están las aplicaciones, a través de las cuales las empresas pueden acelerar la manera de innovar con el software para competir más efectivamente.

Los beneficios de la digitalización pueden ser muy amplios para las empresas y los clientes. Permite a los colaboradores conectarse al negocio en cualquier momento, brinda una mejor experiencia de servicio a clientes con el apoyo de los datos y puede cambiar la forma como los clientes hablan con las organizaciones en línea. Incluso puede ayudar a hacer un mejor pronóstico de futuras ganancias y rendimiento.


[1] IDC 2020

[2] Encuesta mundial Techaisle

Contacto:

Juan Francisco Aguilar es director general de Dell Technologies*

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Coronavirus vacuna
Investigadores de la UNAM estudian veneno de caracol para combatir dolor crónico
Por

Esto podría servir para diseñar futuros fármacos, pues algunas de sus moléculas podrían ser útiles también contra enferm...