La reducción de gases de efecto invernadero no sólo es una oportunidad para cumplir con las metas establecidas en las alianzas internacionales enfocados en combatir el calentamiento global como el Acuerdo de París, sino una de las oportunidades de negocio más grandes de nuestros tiempos.

De acuerdo con Andrea Guerrero García, Principal Advisor de Strategy-Mission 2020,  actualmente la producción de energía y carbón han descendido dramáticamente en los últimos años mientras que energías renovables suben exponencialmente.

“Hemos recomendado a diversos países no invertir más en la exploración de estas energías aunque sigan con las transición pero no inviertan más en la exploración y explotación de gases, no hagamos más calderas no hay que seguir invirtiendo algo que está de salida”, señaló Guerrero García durante su participación en el Foro Energy Reimagined MX organizado por Forbes y EY.

Andrea Garcia, senior advisor de Emissions 2020. Foto: Alonso Gallegos.

Lee también: El futuro energético de México y el mundo, visto desde 2018

PUBLICIDAD

En su presentación “Why an energy transition is necessary, achievable and desirable?”, Guerrero García advirtió que el costo por no integrarse a la transición energética es más dramático para los países que no participan activamente y las comunidades más pobres.

Actualmente ya existen datos que evidencian este impacto de la transición energética en la economía de las naciones, por ejemplo, ya se cuentan alrededor de 30 países que han medido aumento económico conforme a la disminución de sus gases de efecto invernadero.

La transición energética también es un negocio para empresas como Tesla que se enfocan en la producción de automóviles eléctricos, tendencia a la que se están integrando otras empresas automotrices.

“Las economías que están basadas en los hidrocarburos están invirtiendo millones de dólares para diversificar sus economías y están produciendo energía renovable. Los países que han hecho estos cambios como China e India estamos viendo que se convierten en lideres globales de tecnología y no sólo es por cuidar la atmósfera sino por qué les conviene económicamente”, aseguró Guerrero.

 

Siguientes artículos

El futuro energético de México y el mundo, visto desde 2018
Por

El foro How will we power the world, organizado por Forbes México y EY, busca poner sobre la mesa los caminos para trans...