La era digital demanda a los medios romper paradigmas y apostar a nuevos modelos de comercialización: deben de pensar en transmedia.

 

 

Frente a la proliferación de los medios de comunicación, muchos pensarían que la televisión está perdiendo terreno. La aparición de Netflix y de otras opciones de contenido visual por Internet parece dejar atrás la forma de consumir contenido a través de la pantalla chica. La otra cara de la moneda nos muestra a grandes empresas de entretenimiento incursionando en el mundo de la televisión. Tal es el caso de cadenas como Grupo Imagen y Grupo Milenio, que ya cuentan con un canal de televisión. Si bien sus trasmisiones son a través de sistemas de paga, parte del contenido es gratuito en sus plataformas web. Parecería contradictorio que cuando muchos matan a la televisión, grandes grupos aún le apuestan a ésta. Internet no es excluyente, pero demanda nuevos esquemas. Ambos grupos son reconocidos por su oferta en la prensa, en la radio o en ambas, y con la llegada de Internet, éstos y los medios en general fueron migrando su oferta de contenidos a la web: desde un portal, hasta redes sociales, plataformas interactivas, televisión por Internet y aplicaciones móviles.

PUBLICIDAD

La era digital demanda a los medios romper paradigmas y apostar a nuevos modelos de comercialización, plataformas y formatos de contenidos: deben de pensar en transmedia.

Carlos Scolari, reconocido investigador en comunicación de origen argentino, define transmedia como un tipo de relato en que la historia se despliega a través de múltiples medios y plataformas de comunicación, en el cual una parte de los consumidores asume un rol activo en ese proceso de expansión. El término fue acuñado desde el año 2013 por Henry Jenkins en la revista MIT Technology Review Magazine. Transmedia storytelling, narrativa transmedia y comunicación multiplataforma son sinónimos, pero al fin y al cabo convergen en un mismo significado: flujo de contenidos a través de múltiples canales.

 

Experiencias extendidas

La televisión es una de las tantas experiencias que ofrece el mundo del entretenimiento; sin embargo, la era de la información brinda posibilidades infinitas que extienden dichas experiencias hacia otros dispositivos. El consumo se diversifica y hoy se habla de multiplataformas, que de acuerdo con su perfil brindan al consumidor formas varias de interacción. Una no excluye a la otra, luego entonces la televisión es el perfecto complemento de una aplicación móvil, de las redes sociales y cualquier tipo de contenido extendido a ésta. Nuestro comportamiento frente a la aparición de diversos dispositivos móviles se ha modificado. Según el estudio del WIP (World Internet Project) “Hábitos y percepciones de los mexicanos sobre Internet 2013”, la web ha rebasado a la televisión como medio de entretenimiento. Ocupando un segundo lugar en materia de consumo, el 46% de los televidentes realizan actividades simultáneas en Internet. Le siguen la radio, el periódico y las revistas, medios que a su vez han utilizado recursos para llevar información más allá de su propia plataforma.

El mundo digital le brinda al consumidor –literalmente– tener el control en sus manos. No sólo por su forma de consumo sino por su rol activo en la creación de contenido y su interacción continua. El prosumer (consumidor y productor de contenido) es una pieza fundamental en una sociedad transformada por la tecnología y la información.

Si bien ya hablamos de dos grandes grupos mediáticos, no podemos dejar fuera al gigante del entretenimiento: Televisa. Las telenovelas y el futbol son sus productos estrella, y es a este nicho al que han apostado para brindar experiencias multiplataformas.

 

México lindo y querido

Aunque el término transmedia proviene de casos de series estadounidenses como Lost y demás ficciones televisivas, no podemos ignorar la realidad de nuestro país. Si bien hay un número importante de consumidores de estas series, geeks y fanáticos empedernidos, su consumo de contenidos nace en Internet y termina en un videojuego. Sin embargo, según el INEGI, en México sólo el 46.3% tiene acceso a la televisión de paga y, por tanto, tiene acceso este tipo de series. La televisión abierta aún mantiene una alta penetración. Más allá del acceso, nuestra idiosincrasia nos vuelve ávidos consumidores de las novelas y del deporte más popular de nuestro país: el futbol. El nicho al cual le apuesta Televisa con su estrategia transmedia no es errado en lo absoluto. Vamos, hay mercado para todos; no por nada la televisora en cuestión ofrece experiencias a los fanáticos del futbol, en que a través de una aplicación móvil ofrece diversos ángulos de un partido de futbol, contenido exclusivo e interacción. Las novelas incluso ofrecen finales alternativos, repeticiones, resúmenes y ser parte de la historia. Brinda al televidente mexicano lo que quiere ver en donde lo quiera ver. Según datos de ComScore, Televisa tuvo un incremento de 534% de usuarios únicos en consumo de video y un 76% de visitantes únicos a su sitio web vía smartphone, además de ser el portal número uno durante el Mundial de Brasil 2014. Sin duda, el éxito de su apuesta multiplataforma se ve reflejada en estos números.

El acceso a Internet es, en cierta forma, una barrera para extender contenidos a otros dispositivos. Según el estudio de AMIPCI “Hábitos de los usuarios de Internet 2014”, el número de usuarios de Internet en México asciende a 51.2%, es decir, 13% más que el año pasado. Aun así, la cifra abarca poco más de la mitad de la población. Sin embargo, la proliferación de teléfonos móviles, planes de datos y conexiones Wi-Fi extienden el acceso.

La narrativa transmedia emergió como formas alternativas de expresión (storytelling) en el mundo del entretenimiento, pero hoy no sólo trastoca el ámbito mediático, sino también el mercadológico.

¿Cómo extienden estas experiencias las marcas?

 

 

Contacto:

Twitter: @SoyYoLucy

Facebook: Lucía Zamora

Semántik

 

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

¿Qué significan las 31 nominaciones al Emmy de Netflix?
Por

Este año, Netflix está nominada a 31 Emmys. Y si como se espera se lleva varios, no sólo se consolidará como la empresa...