Un día después de revelarse su renuncia a la coordinación de asesores de la Presidencia, Lázaro Cárdenas Batel dijo que la trayectoria de su padre, Cuauhtémoc Cardenas, en favor de la democracia no da cabida a que sea considerado un adversario político del presidente Andrés Manuel López Obrador.

“La trayectoria de mi padre está perfectamente clara, de qué lado ha estado siempre, en defensa de las mejores causas del país, en defensa de las causas populares, en defensa de la democracia, en defensa de un México independiente próspero, justo, soberano y esto ha sido claro desde siempre.

“Desde mucho antes del movimiento de 1988 y hasta el día de hoy, él va, como lo ha hecho toda la vida, va a seguir expresando sus opiniones y que está muy claro que no es alguien a quien se le deba considerar, considerarse adversario, es una voz positiva que ojalá siempre escuchemos en nuestro país”, comentó el michoacano.

De acuerdo con El País, la renuncia de Cárdenas Batel tuvo como motivación las críticas que realizó el presidente López Obrador a su padre a quien calificó como adversario político por supuestamente haber participado en la organización política Mexicolectivo.

Cuestionado directamente sobre esto, el exfuncionario federal reiteró que su salida es porque concluyó un ciclo y ahora trabajará para la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) y su secretariado general.

Cárdenas Batel abundó que la relación con López Obrador es buena y agradeció su confianza durante los cuatro años que formó parte de su gabinete.

“Es muy buena, de confianza, siempre hemos tenido la ocasión de hablar y de hablarnos claro. Somos amigos y compañeros de hace muchos años, desde que en el 88 se integró al movimiento democrático que entonces encabezó a mi padre, caminamos mucho tiempo juntos y hay muy buena relación”, enfatizó tras montar una guardia de honor en el mausoleo a Lázaro Cárdenas en el Monumento a la Revolución.

Niega interés por jefatura de Gobierno de la CDMX

Esta semana Lázaro Cárdenas Batel apareció en una encuesta realizada en el periódico Reforma como un posible aspirante a la candidatura de Morena a la jefatura de Gobierno de la Ciudad de México, misma que habría hecho patente ante la cúpula del partido desde el año pasado.

Sigue la información sobre los negocios y la actualidad en Forbes México

Al respecto, el exfuncionario rechazó estar preparando una candidatura ya que ahora estará enfocado en su trabajo en la Celac.

“Yo no me lo he planteado. Yo estuve dedicado estos cuatro años a trabajar concentrado en mis tareas en la Presidencia y pues ahora estaré concentrado en este nuevo compromiso. Yo no me lo he planteado”, sostuvo.

Según el estudio demoscópico, el michoacano tendría un 40% de la intención de voto al gobierno capitalino bajo la alianza de Morena, el PT y el Partido Verde; mientras que si su contendiente del PAN fuera Xóchitl Gálvez, ella tendría 37%.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

 

Siguientes artículos

Calderón y Fox se reúnen con líderes de la derecha iberoamericana en nuevo foro
Por

Los exmandatarios mexicanos se reunieron este viernes en Chile con líderes de la derecha como los presidentes de Paragua...