Ayer fue la presentación de los resultados de la industria de la vivienda al Cuarto Informe de Gobierno. La titular de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), Rosario Robles, citó a todos los directores de los Organismos Nacionales de Vivienda (Onavis) y a los medios de comunicación en Tecámac.

La cita fue en el desarrollo Real Granada de Vinte Inmobiliaria, donde fue hace unos meses el lanzamiento del crédito que está por presentarse en su versión final, el crédito individual Infonavit-Fovissste.

Empero, ni siquiera se pudo hacer bien el enlace. El argumento del porqué hacer allá la conferencia: Sergio Leal, fundador y director de Vinte, hará una colocación internacional por 2 mil a 2 mil 100 millones nada menos que hoy en el New York Stock Exchange (NYSE).

Así, tras más de 14 años de ausencia, Vinte hace resurgir las marcas mexicanas en el centro bursátil con el objetivo de que lo que se recaude invertirlo en infraestructura; no en terrenos ni en construcción de las casas, sino en la infraestructura alrededor de las viviendas. Como siempre, innovador y emprendedor, el joven empresario fundador de Vinte.

PUBLICIDAD

2okPero allí en la conferencia, adonde, por cierto, fueron casi todos, se sintió la ausencia de Jesús Alberto Cano Vélez, director de Sociedad Hipotecaria Federal (SHF). Y David Penchyna, director del Infonavit, dio una respuesta contundente a pregunta expresa sobre la reducción de los subsidios: “El tren de la vivienda no se va a detener.”

La titular de Sedatu negó que sea una preocupación y aseveró que el ajuste a los recursos de más del 32% para Conavi (pasa de 9 mil a 6 mil 500 millones de pesos) y más del 20% a Fonhapo (que baja de 2 mil 500 a 2 mil millones de pesos) “no es un ajuste justo ni injusto, sino que responde a la realidad”.

Paloma Silva, directora de la Comisión Nacional de Vivienda (Conavi), afirmó que en realidad el promedio de los subsidios siempre había sido de entre 6 mil y 7 mil millones, por lo que desde el principio fue la estrategia usarlos como detonantes para que los estados pusieran también su parte y para innovar con otras fórmulas.

Hoy, dijo, los estados pondrán mil 800 millones de pesos. Y, en cambio, la diversificación de fórmulas hará que la política de vivienda siga manejando en forma similar los subsidios.

Por ejemplo, Luis Antonio Godina, vocal ejecutivo del Fovissste, señaló que seguirán priorizando a las mujeres jefas de familia, a los derechohabientes con capacidades diferentes y a aquellos con menores ingresos a fin de que apliquen a herramientas sustentables para ahorro de energía y recursos, por ejemplo.

La tendencia hacia vender exclusivamente con subsidios debe revocarse, opinaron varios de los líderes de las Onavis, quienes afirmaron que están aumentando el número de afiliados a Infonavit o Fovissste que están optando por comprar su casa con subsidios aunque les alcance para hacerlo con un crédito tradicional de alguna de las Onavis.

Tenemos que presentarles aquí algunos números destacados de los logros de la industria en esta administración, cuyos números nos compartieron, pero también tenemos que compartirles que la conferencia fue, a lo sumo, pobre en preguntas porque no permitieron preguntar libremente sobre qué hacer con los ajustes a los subsidios ni cuáles son los escenarios o estrategias implementadas. Incluso, la secretaria pospuso la respuesta sobre “Cuartos Rosas” para la próxima semana, cuando dijo que habrá otra conferencia y nos invitó a salir e ir adonde se realice ésta.

Con mucho que digerir y redactar para reportar a usted lector, es difícil dedicarse a un solo evento y que no nos permitan preguntar libremente. Tan sólo para acudir ayer a la conferencia, entre el desplazamiento y el accidente en Insurgentes Norte y el Eje 1 Norte nos llevó 5 horas. Ojalá esto lo consideren los equipos de comunicación para lograr una comunicación más oportuna y eficiente.

Allí, al final tomó la palabra Ángel Islava, director de Fonhapo, para señalar cuáles son los resultados del aprendizaje:

“El gobierno del presidente Peña Nieto entendió que las casas no tenían que ser como el sexenio pasado: ‘una caja de zapatos’ de entre 21 y 35 metros cuadrados de una sola recámara. A partir esta administración, las viviendas para las familias tienen un promedio de 45 metros cuadrados; ninguna tiene techo de lámina, como en el pasado; son más baratas, y este precio no va en detrimento de los materiales… Actualmente, las casas que subsidia Fonhapo tienen dos cuartos, sala, comedor, cocina y baño integrado, lo que cambia de raíz la vida de las familias.”

 

ALGUNOS NÚMEROS DE LA INDUSTRIA AL 4º INFORME

  • Durante la administración del presidente Enrique Peña Nieto se han realizado más de 4 millones de acciones de vivienda
  • El sector vivienda representa 14% del PIB y genera 2.86 millones de empleos
  • La nueva Política Nacional de Vivienda está concebida como un mecanismo de inclusión social
  • Está dirigida y seguirá dirigida a quienes no tienen seguridad social, a jefas de familia y a quienes perciben 2.6 o menos salarios mínimos
  • De enero de 2013 a junio de 2016, el gobierno de la República ha realizado más de 4 millones de acciones entre viviendas nuevas, mejoramiento, subsidios y cofinanciamientos
  • En cuatro años se han entregado 1.72 millones de viviendas a familias mexicanas, y 36% de estas familias han recibido un subsidio del gobierno de la República

REITERO PREGUNTA:

¿Con qué fórmula compensar el ajuste a subsidios para 2017?


Escribe tus sugerencias y recomendaciones en [email protected].

Hasta el próximo jueves.

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Facebook: ENCONCRETORADIO

Twitter: @ENCONCRETO

Página web: grupoenconcreto.com

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Queretaro-autos
Estira y afloja en aplicación de las NOM para vehículos
Por

Hay 3 Normas Oficiales Mexicanas (NOM) que cambiarán el impacto ambiental, la calidad de combustibles y la seguridad de...