Te presentamos la historia de tres papás emprendedores que han combinado su rol familiar con el mundo de los negocios.

 

Existen padres bomberos, arquitectos, médicos, policías y  otras profesiones que permiten visualizar a estos personajes del hogar como figuras inspiradoras. Sin embargo, hay papás que decidieron cambiar el rumbo de sus carreras y optaron por el camino del emprendedurismo.

De los cerca de 28.6 millones de hogares que existen en México, el 60.1% se encuentran conformados por un jefe de familia o conyugue hombre con hijos, lo cual representa 17.2 millones de hogares, de acuerdo con el Censo de Población 2010 del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Esto hace de los padres mexicanos una figura especial en los hogares y también dentro de las empresas que llegan a fundar los papás emprendedores.

“Como emprendedor creo que el rol de la familia es esencial en la emoción del trabajo de emprender”, comenta Roberto Quintero., fundador de Cinemagic.

A continuación te presentamos a 3 emprendedores que construyeron a Advenio, Cinemagic y Ver de Verdad, empresas que forman parte de la red Endeavor. Esta es la historia de unos empresarios muy padres que muestran que detrás de una gran empresa siempre hay un gran papá emprendedor.

 

El papá protector

 

Foto; Endeavor.Hace 4 años, René Lankenau Hass se encontraba al frente de una fundación que le permitía mantenerse tranquilo a lado de sus 4 hijas y su esposa. Pero una inquietud comenzó a surgir: emprender un negocio propio.

“Nunca había pensado en convertirme en emprendedor, pero tuve la necesidad de crear algo”, confiesa René Lankenau, fundador de Advenio.

En ese momento, su asistente Eli se acababa de embarazar y descubrió que había la necesidad de atender el perfil de una mujer con mayores responsabilidades laborales, las cuales buscan opciones para atender sus actividades familiares y profesionales, ahí es donde Advenio ha encontrado una oportunidad en el mercado.

En octubre de 2010, Lankenau abrió la primera ubicación  de Advenio en Monterrey, Nuevo León, de lo que hoy es una empresa que utiliza el modelo de ‘daycare’, es decir, una especie de guardería que se desarrolla al interior de los corporativos.

Para el emprendedor el incendio en la Guardería ABC ha puesto de relieve el papel y la responsabilidad que tienen las guarderías, colocando la oferta de su negocio en la preferencia de las madres que trabajan por los estándares de seguridad que contienen sus instalaciones.

Hoy, la empresa cuenta con 5 centros Advenio en Monterrey, 5 en el Distrito Federal y 2 en Colombia, los cuales operan al interior de empresas como HSBC, Whirlpool, Grupo Alfa y Gentera, por mencionar algunas.

Pero alcanzar estos logros no fue una tarea sencilla. René enfrentó a lado de sus hijas un padecimiento de cáncer que se detectó a casi 2 meses de haber inaugurado la primera ubicación de Advenio, enfermedad que logró vencer.

“Una de las claves para tener éxito como emprendedor es valorar las cosas buenas que te pasan, ya que te van a pasar un chorro de cosas malas, por eso debes de crear un equilibrio que te permita no deprimirte”, asegura Lankenau Haas.

Ahora el reto para el empresario es alcanzar 15 centros Advenio en la Ciudad de México y poner un pie en Guadalajara, Jalisco.

El emprendedor hoy disfruta los logros que obtuvo en los negocios de la mano de sus hijos y agradece la paciencia de su familia para observar los resultados exitosos que hoy tiene su empresa. “Mi sueño es que mis hijas también sean emprendedoras para que generen valor y se diviertan igual que yo”.

 

El reto de ser un papá emprendedor: El principal reto es saber conjuntar los tiempos familiares y dar un lugar justo a la labor de padre, así como a la de empresario.

Recomendación emprendedora: La búsqueda y selección de socios inversionistas para la empresa es fundamental en la forma lograr el éxito. Cuando René Lankenau se enfermó, el apoyo de sus asociados permitió que el negocio se mantuviera a flote. No sólo basta con que la otras personas sean complementarias con el fundador, sino que es necesario buscar el compromiso.

 

Un emprendedor de película

Roberto Quintero (izquierda) y José Irigoyen (derecha).Llevar el cine a las comunidades más alejadas del país es el sueño que animó a Roberto Quintero a emprender el sueño de crear su propia cadena de cines hace 14 años. Así nació Cinemagic.

Actualmente, Cinemagic suma 12 complejos en los estados de Puebla, Sonora, Estado de México, Veracruz, Jalisco, Hidalgo, San Luis Potosí, Nuevo León y Coahuila, mientras que para 2014 se prevé la apertura de 6 nuevos complejos en la República Mexicana.

Pero no sólo los resultados se han basado en un plan de negocio, así como en la habilidad de Roberto Quintero y su socio José Irigoyen, la familia ha jugado un papel decisivo en la historia del papá emprendedor.

Desde hace 17 años, Roberto se encuentra casado y goza del apoyo de sus hijas Rebeca, Renata y Regina, quienes lo animan a continuar su labor en los negocios, mientras él las impulsa en sus labores diarias en la escuela y en sus pasatiempos.

“Como emprendedor creo que el rol de la familia es esencial en la emoción del trabajo de emprender, por eso yo entiendo que nuestros familiares son el fin último de nuestro trabajo de emprendedurismo”, comenta Quintero.

Roberto va al cine con su esposa y sus hijas, y reconoce en ese momento la emoción que le significa ser un papá emprendedor. “Es muy padre que mis hijas compartan conmigo el cine, ya que es algo a lo que yo me dedico”.

 

El reto de ser un papá emprendedor: El principal que Roberto visualiza para los papás emprendedores es involucrar a los hijos en las actividades de negocio para que conozcan lo que hace su papá. Esto es importante para que comprendan que los beneficios económicos no son sólo logros de un papá, sino de su núcleo familiar.

Consejo Emprendedor: A pesar de lo demandante que puede resultar la labor de emprender es importante atender a la familia en el momento apropiado sin interrumpir el tiempo que se le destina. Hay que enfocarse a disfrutar los momentos con la esposa y los hijos.

La comunicación con la familia es fundamental hacerle conocer los planes temporales del negocio y los beneficios que traerá a futuro.

 

El hombre con visión

 

Foto: EndeavorEn México existen más de 10 millones de personas que necesitan lentes, pero muchos de ellos no tienen la capacidad  económica para adquirirlos. Ese fue el mercado que Hugo Moreno, fundador de la empresa Ver de Verdad, decidió atender a través de su proyecto de emprendedurismo.

En 2012, la empresa nació en Sinaloa basada su modelo de negocio que consiste en ofrecer lentes en ópticas de bajo costo, en donde el precio del producto es a partir de los 250 pesos, así como exámenes de la vista totalmente gratis.

“Nosotros creemos que obtener unos lentes para ver y verse bien incrementa la capacidad de la gente en su calidad de vida, ya que beneficia su autoestima”, comenta Moreno.

Para Hugo Moreno, el desarrollo de este proyecto no se ha dado de manera aislada. El apoyo de su esposa Lucero y sus 4 hijos ha sido decisivo: “Para mí son el alimento que nutre el propósito que tenemos y desde chiquitos me han acompañado a trabajar, y me encanta que estén conmigo escuchando en la reuniones, así como viendo cómo operan las ópticas desde sus inicios”.

Actualmente, la empresa cuenta con 19 tiendas en ciudades como Culiacán, Ciudad Obregón, Distrito Federal y Los Mochis.

“Hay un mercado bien importante que necesita lentes y no los está utilizando, lo cual permite que nuestro modelo sea bien aceptado”, explica Hugo.

En México, tan sólo se comercializan 8 millones de lentes al año, cuando el mercado potencial podría alcanzar entre 18 y 24 millones de lentes, por lo que la oportunidad resulta muy atractiva para el emprendedor.

“Me gusta ver que mis hijos se den cuenta de que estamos ayudando a la gente”, dice Hugo,

 

El reto de ser un papá emprendedor: Para Hugo, el principal reto que se debe afrontar como un padre empresario es el de sacrificar tiempos con la familia, ya que atender el negocio significa realizar viajes constantes a los sitios en donde se encuentran las ópticas.

Una forma de afrontar este reto ha sido la de conjuntar los tiempos de trabajo y viajar en algunas ocasiones con la familia para atender los temas relacionados con Ver de Verdad, pero reconoce que muchas veces se trata de afrontar ciertos sacrificios por el bien de todos.

Recomendación emprendedora: Siempre hay que brindarle tiempo a la familia, ya que se deben aprovechar etapas únicas como la de la infancia de los hijos. Por ello, es también importante aprender a hacer sacrificios con el negocio para estar en los momentos especiales que marcan a los pequeños.

 

Siguientes artículos

El capitán de la furia mexicana en el Mundial
Por

Luis Quintero es el director de Mundomex, una de las dos agencias del país autorizadas por la FIFA para vender boletos p...