Un euro presionado a la baja, los precios del petróleo y las tasas de interés son tres buenas razones para ver a la eurozona en una situación mucho más positiva que hace un año.

 

Tres fuertes tendencias caracterizaron al 2014: la apreciación del dólar (especialmente contra el euro), la caída de los precios del petróleo y la disminución de las tasas de los bonos europeos. Los tres cambios han detenido o incluso revertido el crecimiento en el 2015. ¿Qué es lo que está causando esto?, y ¿cuáles son las posibles consecuencias?

Estas tres tendencias, que se iniciaron en el 2014, han terminado abruptamente, o al menos experimentaron un cambio en dirección contraria en las últimas semanas.

PUBLICIDAD

Desde el tipo de cambio euro-dólar en niveles de 1.39 en mayo del 2014 a su mínimo que estaba ligeramente por debajo de 1.05 en marzo de 2015, el euro se depreció aproximadamente en un 25% frente al dólar. Ahora está operando alrededor de 1.12; esto representa una recuperación del 7%.

En cuanto al petróleo, desde su punto máximo en más de 115 dólares por barril en junio del 2014, bajó a menos de 47 dólares por barril en enero de 2015. El petróleo Brent perdió casi un 60% y ahora cotiza ligeramente por encima de 64 dólares por barril, por lo que se ha recuperado aproximadamente en 38%.

El rendimiento del bono alemán disminuyó de 1.44% en mayo del 2014 a 0.05% en abril de 2015, lo que significa que el rendimiento de los bonos a 10 años cayó en casi 140 puntos básicos, pero desde su mínimo ha rebotado 60 bps.

Desde nuestro punto de vista, este comportamiento errático lo podemos atribuir a la irracionalidad de los mercados. Sin embargo, hace casi 40 años Rudiger Dornbusch, profesor de economía del MIT, demostró que incluso en predicción perfecta, suponiendo que el crecimiento económico es relativamente más lento que el de los mercados financieros, que se mueven de forma inmediata, los tipos de cambio tienden a sobrepasar su nuevo valor de equilibrio ante un choque.

En cuanto a los tipos de cambio, a principios del 2014 parecía que el dólar se fortalecería. En 1.39 el euro estaba sobrevaluado en 15% frente al dólar, aproximadamente. Por otra parte, el tono de opresión relativa que los bancos centrales utilizan para explicar las fortalezas o debilidades de sus monedas cambió: Mario Draghi, gobernador del Banco Central Europeo, comenzó una política de estímulo monetario (QE), mientras que Janet Yellen, de la Fed, estaba por terminar el QE y comenzó a contemplar una primera alza de tasas de interés.

En retrospectiva, la caída de los precios del petróleo ahora parece obvia debido al boom del fracking en los EE.UU., ocasionando un exceso de oferta en el mercado del petróleo, y Arabia Saudita, que es el estabilizador de precios de la OPEC, no tomó su papel tradicional. Sin embargo, en 50 dólares por barril el fracking se vuelve insostenible, así que la oferta de petróleo crecerá con menor dinamismo, lo que llevará a un repunte en los precios, como ahora lo vemos.Las tres tendencias se refuerzan mutuamente. Una apreciación generalizada del dólar generalmente significa menores precios del petróleo. Los bajos rendimientos de la zona euro en comparación con los de EE.UU. puede significar mayor fortalecimiento del dólar frente al euro. Caídas en el precio del petróleo podrían aumentar los temores a una deflación y, en consecuencia, un mayor QE en la zona euro, que a su vez presionará aún más las tasas de interés real en Europa.Ahora que las tendencias se han invertido, también se impulsarán entre sí en la dirección contraria.Un euro presionado a la baja, los precios del petróleo y las tasas de interés son tres buenas razones para ver a la eurozona en una situación mucho más positiva que hace un año.¿La reversión de estas tendencias implica que tenemos que frenar nuestro entusiasmo? No, las tres tendencias del 2014 pueden ser vistas como los impulsos que finalmente iniciaron un nuevo ciclo de crecimiento. Por lo tanto, a menos que la reversión de las tendencias se haga mucho más pronunciada y salvo un acontecimiento grave en Grecia, seguimos siendo optimistas de que 2015 será el año en que la eurozona finalmente volverá a crecer.

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Microsite: UBS Platiquemos

Microsite: UBS

 

Consideraciones legales. El presente artículo ha sido preparado por el equipo de análisis de Wealth Management Research de “UBS A.G.” y adaptado por Adolfo Acebras, Analista para México de UBS Asesores México, S.A. de C.V. (en adelante, “UBS Asesores” y en conjunto con UBS AG, “UBS”).
UBS expresamente rechaza cualquier responsabilidad derivada del uso del presente artículo y no garantiza de manera expresa o tácita, la fiabilidad o integridad de la información, así como tampoco garantiza que estas estimaciones o proyecciones serán cumplidas. Los resultados finales variarán de las proyecciones y dichas variaciones podrían ser sustanciales. La información contenida en el presente artículo no es ni debe ser considerada como una promesa o garantía con respecto al pasado o al futuro. Toda la información, opiniones y precios establecidos en este documento, son actuales únicamente al momento de su publicación y pueden ser alteradas sin previo aviso. UBS expresamente rechaza cualquier responsabilidad derivada del uso del presente documento. Es importante destacar que los valores referidos en este artículo por los autores fueron valuados sobre la base de precios aproximados y de mercado utilizados comúnmente por la banca. Esos valores deberán considerarse como únicamente indicativos y UBS no está obligado para con ellos. Este artículo no debe ser interpretado como una oferta de adquisición o venta de valores o instrumentos financieros relacionados por parte de UBS, ha sido preparado exclusivamente con fines informativos y  su contenido no debería interpretarse como una recomendación o asesoría legal, tributaria, contable o de inversión para persona determinada. Ningún acto o decisión de inversión, enajenación u otro acto o decisión financiera, debería basarse exclusivamente en la información contenida en el presente artículo. Por lo anterior, este documento no substituye el análisis de riesgo que cualquier persona debe hacer antes de tomar una decisión de inversión UBS Asesores México, S.A. de C.V. es una subsidiaria indirecta de UBS AG Suiza.
UBS Asesores México, S.A. de C.V. es un asesor en inversión constituido de conformidad con la Ley de Mercado de Valores, no es una institución de crédito y se encuentra impedido a recibir depósitos o mantener valores en custodia.
UBS Asesores México, S.A. de C.V. no forma parte de UBS Grupo Financiero, S.A. de C.V. ni de ningún otro Grupo Financiero Mexicano y sus obligaciones no se encuentran garantizadas por ninguna tercera parte.
UBS Asesores México, S.A. de C.V. no ofrece rendimientos garantizados.

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

hsbc
HSBC, cerca de vender su unidad en Brasil
Por

El presidente ejecutivo de HSBC, Stuart Gulliver, dijo en febrero que los cuatro negocios del banco que están generando...