Reuters.- Un tribunal federal de apelaciones mantuvo el miércoles una sentencia de 5.3 millones de dólares contra Robin Thicke y Pharrell Williams por acusaciones de haber plagiado una canción de Marvin Gaye para crear su hit de 2013 “Blurred Lines.”

Por dos votos contra uno, la corte de apelaciones del noveno circuito dijo que la canción de Gaye “Got to Give It Up” de 1977 estaba protegida por “amplios” derechos de autor.

El juez del circuito Milan Smith dijo que el veredicto del jurado en favor de la familia de Gaye y contra Thicke y Williams podía mantenerse porque “no hubo una absoluta ausencia de evidencia” sobre similitud entre ambas canciones.

El tribunal también restauró la conclusión del jurado de que Clifford Harris, un rapero conocido como T.I. que contribuyó con un verso a “Blurred Lines”, no debería ser responsable por la infracción, señalando que el juez de primera instancia se equivocó al anular ese veredicto.

PUBLICIDAD

La jueza de circuito Jacqueline Nguyen no estuvo de acuerdo y dijo que las canciones no eran lo suficientemente similares porque diferían en melodía, armonía y ritmo, y acusó a la mayoría de permitir que los Gaye “logren lo que nadie antes ha hecho: derechos de autor de un estilo musical”.

Abogados de ambas partes no respondieron de inmediato a peticiones de comentarios.

 

Siguientes artículos

Las ciudades que aprenden de las catástrofes
Por

A seis meses del S19 , la CDMX es ejemplo de cómo una urbe puede aprender de situaciones de desastre para estar mejor pr...