El abogado del expresidente de Cataluña Carles Puigdemont anunció este jueves que el Tribunal Supremo español le ha dado vacaciones.

“Parece que nos espera un verano inmejorable. Además, podré tomarme vacaciones”, tuiteba esta mañana al saber que el órgano judicial supremo de España decidió retirar la euroorden contra el líder independentista, hoy exiliado en Alemania.

En la misma resolución, el juez encargado de investigar los posibles delitos cometidos durante el proceso independentista catalán también retira las órdenes de detención y entrega contra resto de políticos que participaron en el referéndum de autodeterminación del pasado 1 de octubre, exiliados en Bruselas, Escocia y Suiza.

(De izq. a dcha.) Toni Comín, exsecretario de Salud de Cataluña, exiliado a Bruselas; Clara Ponsatí, exsecretaria de Educación de Cataluña, exiliada a Escocia; Carles Puigdemont, exiliado a Bruselas; Lluig Puig, actual secretario de Cultura de Cataluña, y Meritxell Serret, exsecretaria de Agricultura de Cataluña, exiliada a Bruselas. Foto: Cortesía Carles Puigdemont.

El auto, resolución judicial, del magistrado encargado Pablo Llarena se dicta en respuesta a la decisión de la corte alemana de entregar a Carles Puigdemont a las autoridades españolas para que éste sea juzgado sólo por malversación de fondos, pero no por rebelión, como también pedía el Supremo.

Por esto, en el escrito Llarena se queja “la falta de compromiso del Tribunal Regional Superior de Schleswig-Holstein con unos hechos que pudieran haber quebrantado el orden constitucional español”.

Para el juez, la decisión de la corte alemana no respeta las normas de funcionamiento de la euroorden, herramienta de cooperación judicial entre miembros de la Unión Europea.

La razón que da es que al negarse a extraditar a Puigdemont por falta de la violencia necesaria para que se diera el supuesto de rebelión, delito previsto para el golpe de estado en el Código Penal español, el tribunal alemán entra a juzgar la causa que compete a la justicia española.

Además, Llarena se queja de que los magistrados de Schleswig-Holstein fundamentaran su decisión en la declaración de Carles Puigdemont una vez fue detenido en Alemania. Esto, sin que haya valorado el resto de las pruebas que Llarena ha ido recopilando a lo largo de estos meses de investigación.

“El tribunal alemán denuncia que no se aprecian en los hechos algunas de las exigencias típicas identificadas por su propia jurisprudencia, “pero silencia que no ha reclamado a este instructor (Llarena) que le ilustre sobre aquellos extremos de la investigación que pudieran reflejar que sí concurren esos elementos”, afirma en la resolución judicial.

 

Las reacciones

Uno de los primeros en manifestarse ha sido el propio afectado, Carles Puigdemont, a través de su cuenta de Twitter.

“Hoy es un día para reclamar con más fuerza que nunca la libertad de los presos y presas políticas. Retirar las órdenes de extradición es la demostración de debilidad inmensa de la causa judicial. Revocar la prisión preventiva sería la demostración de que la justicia española empieza a actuar como la europea”, tuiteó.

Pero si en su escrito Puigdemont eleva la justicia europea a ejemplo a seguir para la española, el líder del partido de la oposición en Cataluña, Albert Rivera, se pronunciaba en sentido opuesto:

Quien también se ha manifestado ha sido la primera ministra de Escocia, Nicola Sturgeon, pues una de las políticas separatistas exiliadas se encuentra actualmente en aquel país, en donde ejerce de profesora de Economía en la Universidad de Sant Andrews.

“De ser verdad, muy buena noticia que haya caído la extradición de Clara Ponsatí (política catalana exiliada en Escocia). Las diferencias políticas se tienen que perseguir democráticamente, no a través de las cortes penales. Esperemos que ahora ella pueda seguir con su vida y sea reconocida como lo es en Escocia”, tuiteaba.

La premier escocesa apuntaba a los efectos que la decisión del juez Llarena tendrá para los perseguidos por la justicia española.

Para empezar, Carles Puigdemont podrá abandonar Alemania y regresará a Bruselas, dónde ha instalado la “casa de la república catalana” en el exilio.

Él y los demás políticos autoexiliados podrán desplazarse a cualquier lugar del mundo. No obstante, como persiste la orden de detención en territorio español, si regresan a España serán detenidos y juzgados por los delitos que se les imputan, incluida la rebelión.

También puedes leer: España y Cataluña quieren volver a la normalidad, pero sin concesiones

 

Siguientes artículos

Sismo leve remece la Ciudad de México
Por

La magnitud preliminar reportada por el SSN fue de 5.9 y el epicentro se localizó en Huajuapan de León, en Oaxaca.