La Tercera Sala Regional de Occidente del Tribunal Federal de Justicia Administrativa (TFJA) autorizó que Atracciones y Emociones Vallarta otorgara sus 50 autorizaciones para operar centros de apuesta a cuatro empresas, mediante la escisión de su permiso. Sin embargo, la Secretaría de Gobernación requirió que los nuevos permisionarios cumplan con todos los requisitos legales, además de que denunció a los magistrados que emitieron el veredicto.

La Dirección General de Juegos y Sorteos, de la Segob, se vio obligada a aceptar la determinación de la Tercera Sala Regional de Occidente del TFJA para que la empresa escindiera su permiso; no obstante, solicitó que Latam Operations, Waddcor, True Win Group y Grupo Blue Bet México proporcionen de manera individual toda la documentación marcada en los artículos 21 y 22 del Reglamento de la Ley Federal de Juegos y Sorteos.

En adición, acudió ante el Presidente del Tribunal Federal de Justicia Administrativa, Rafael Anzures, para que en su calidad de titular del Órgano Interno de Control de dicho órgano jurisdiccional, investigue las responsabilidades en que pudieron incurrir los magistrados que resolvieron el juicio 6347/18-07-03-2.

La decisión de la Tercera Sala se llevó a cabo luego de que Atracciones y Emociones Vallarta solicitó desde 2014 que se anularan las disposiciones asentadas en el artículo 29 fracción VII del Reglamento, en el que únicamente se contempla la figura de escisión para que el permisionario informe a la autoridad sobre cualquier modificación en su composición accionaria, o su último beneficiario, o si esta trasmite sus activos o pasivos a terceras personas, sin que esto implique la transmisión del permiso y los derechos consignados en los mismos.

De acuerdo con información oficial, las acciones emprendidas tras la resolución desembocarán en que la industria del juego en México permanezca con 39 permisionarios, que operarán el mismo número de casinos, ya que la Dirección de la dependencia al mando de Olga Sánchez Cordero detalló que procederá con el cierre de las sedes de Atracciones y Emociones Vallarta, ya que su permiso quedó extinguido al proceder la escisión, por lo que el pasado 06 de septiembre inició con la clausura del Casino Providens, ubicado en Guadalajara, Jalisco.

Luego de la decisión judicial la distribución de las autorizaciones quedó de la siguiente manera: 19 establecimientos para Latam Operations, 11 para Waddcor, 10 para True Win Group y 10 más para Grupo Blue Bet México.

Por último, los operadores de casinos expresaron su respaldo a la Dirección General de Juegos y Sorteos para cumplir con el mandato presidencial de no otorgar nuevos permisos para abrir nuevos centros de entretenimiento durante su administración.

 

Siguientes artículos

SAT reclama impuestos Walmart
BBVA, Femsa y Walmart se cuadran ante el SAT: pagan 35,000 mdp de impuestos atrasados
Por

Empresas grandes se han puesto al corriente ante el amague de López Obrador de actuar judicialmente en caso de que exist...