Por Alma Solís / Corresponsal en Panamá

Siendo las 8:25 pm, el juez de apelaciones del primer distrito judicial de Panamá, Mauricio Marín, aplazó la decisión de ese tribunal sobre la petición de extradición de la justicia mexicana del exgobernador de Quintana Roo, Roberto Borge.

Borge, detenido en Panamá desde el 6 de junio cuando intentaba volar a París, Francia, llegó a las instalaciones de los tribunales cerca de las 3:00 pm de este martes, vistiendo unos jeans y camisa a cuadros, pero no fue hasta las 5:05 pm que entró a la sala de audiencias, donde esperó durante 40 minutos sentado al lado de sus abogados. Durante ese tiempo, se le vio por momentos tranquilo y en otros inquieto; no dejaba de mover sus manos y tocar su rostro, pero a medida que corrían los minutos se fue tranquilizando.

El exgobernador volteó su silla y tomó unos segundos para observar al público presente, compuesto por al menos 20 personas, en su mayoría periodistas y funcionarios del ministerio público.

PUBLICIDAD

La audiencia inició muy cerca de las 5:45 pm. Presidia Marín, quien estaba acompañado de dos jueces más: Andrés Reyes y Gretta Marchosky. Como dicta el protocolo, se hizo la presentación del representante de la fiscalía de asuntos internacionales, José Antonio Candanedo, y posteriormente de la defensa. El abogado principal y vocero fue Arturo González Baso, y lo asistía David Carrillo.

El juez pidió a Borge que se identificara; también le preguntó a qué se dedicaba y éste indicó que era licenciado en administración de empresas. Posteriormente se le preguntó dónde residía y contestó que en el centro de rehabilitación El renacer. La otra pregunta que le hizo el juez fue sobre sus ingresos mensuales, a lo que el exgobernador de Quintana Roo dijo que eran entre 200 y 250,000 pesos mexicanos, el equivalente a unos 17,000 dólares estadounidenses.

La fiscalía hizo dos peticiones: el encarcelamiento formal de Borge y la ampliación de extradición requerida por el gobierno; allí Candanedo, dentro de la ampliación, pidió que se agregarán tres órdenes de arresto que existían adicionales sobre el acusado por supuestamente cometer delitos de desempeño irregular de la función pública, peculado y aprovechamiento ilícito de poder.

La defensa argumentó que el motivo de la audiencia era por la orden aprensión del tema relacionado a operaciones con recursos de procedencia ilícita, que había una resolución que dejaba sin efecto la orden de arresto y que por las tres órdenes que estaban incluyendo no había ninguna petición para extradición expresa en los documentos que enviaba el gobierno de México.

La fiscalía argumentó que sí estaban incluidos y que se estaba ampliando la petición; fue entonces que Borge se puso intranquilo y empezó hablar con su abogado, motivo por el cual el juez le llamó la atención, solicitando calma y silencio.

La defensa pidió cambios de la medida cautelar o fianza, a lo que la fiscalía se negó, alegando que no existe arraigo por parte de Borge en Panamá.

Finalizados los argumentos, el juez preguntó al detenido si quería hacer uso de la palabra, pero este rechazó la oferta.

Posterior a esto tuvo lugar un receso de 20 minutos. Cuando se volvió para hacer una consulta a la defensa, se decretó otro receso, esta vez hasta las 8:25 pm, que fue cuando Marín dijo a la audiencia que dada la complejidad del tema decretarían un llamado a una audiencia de lectura de resolución para este miércoles 2 de agosto a las 4:30 pm.

Cabe señalar que el resultado y la decisión de los jueces debe pasar como trámite a la Cancillería panameña.

 

Siguientes artículos

Lala decidirá compra de su rival brasileña el próximo jueves
Por

El proyecto de compra de Vigor Alimentos será presentado para su aprobación el próximo jueves 3 de agosto de 2017.