El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, mostró ante el Congreso de su país un tono más moderado sobre la inmigración, al señalar que está abierto a una reforma “real y positiva” amplia en esta materia.

El mandatario dijo que un plan de reforma migratoria amplia es posible si los republicanos y los demócratas en el Congreso están dispuestos a hacer concesiones.

Una reforma integral en la materia fue un objetivo que persiguieron y no lograron sus dos predecesores, debido principalmente a las profundas divisiones tanto entre los legisladores como entre los estadounidenses sobre este tema.

Agregó que republicanos y demócratas deben trabajar juntos para lograr una reforma migratoria, siempre y cuando se centre en la mejora del empleo y de los salarios, y en el fortalecimiento de la seguridad del país.

PUBLICIDAD

“Creo que una reforma migratoria real y positiva es posible siempre y cuando nos centremos en los objetivos: mejorar los sueldos y los empleos de los americanos, reforzar nuestra seguridad nacional y respetar nuestras leyes”, dijo.

Lee: Guía Forbes para entender el plan económico de Trump

Trump también mencionó que la inmigración a EU debe operar con un sistema basado en el mérito, en lugar de depender de los inmigrantes poco calificados, y puso como ejemplo a Canadá y Australia. “Es un principio básico que aquellos que buscan entrar en un país deben ser capaces de sostenerse financieramente. Sin embargo, en Estados Unidos, no hacemos cumplir esta regla”.

Los comentarios del republicano fueron vistos como un cambio de su retórica contra los inmigrantes ilegales, en un discurso donde ofreció un tono más moderado que en su campaña electoral y en su primer mes en la Casa Blanca, aunque manteniendo el nacionalismo que lo impulsó al cargo.

Reiteró que la construcción del muro en la frontera con México comenzará pronto. Durante su campaña electoral y desde su llegada a la presidencia Trump dijo que el gobierno mexicano pagaría por la construcción del muro, lo que no mencionó el martes frente a los congresistas.

“Pronto comenzaremos la construcción de un gran, gran muro a lo largo de nuestra frontera sur. Será un arma muy efectiva contra las drogas y el crimen”.

Lee también: Ante Trump, mejor volver a ser México

En su primer discurso como presidente ante el Congreso, donde trató de recuperarse de un comienzo caótico de su mandato, Trump también aseguró que su gobierno trabaja en la mejora de los procedimientos de investigación de antecedentes, como parte de las nuevas medidas que se adoptarán para “mantener fuera a los que nos harían daño”.

En este sentido, señaló que la gran mayoría de las personas condenadas por delitos relacionados con el terrorismo desde los ataques del 11 de septiembre del 2001 vinieron desde fuera de Estados Unidos y se comprometió a no dejar que el país se convierta “en un santuario para extremistas”.

Trump cuestionó a los congresistas que “no creen que debemos reforzar nuestras leyes”: “¿Qué les dirían ustedes a las familias estadounidenses que pierden su trabajo, sus ingresos o un ser querido, porque Estados Unidos se negó a mantener sus leyes y defender sus fronteras?”.

Te puede interesar: Trump quiere aumento “histórico” ​​en el gasto de defensa

Con información de agencias.

 

Siguientes artículos

sector manufacturero
La oferta para las empresas en México
Por

Necesitamos dejar atrás la economía de cuates en la que unos cuantos hacen negocios, se necesita incentivar a todas las...