Reuters.- El presidente Donald Trump amenazó con aplicar un arancel de 20% a todos los autos ensamblados en la Unión Europea que ingresen a Estados Unidos, un mes después de que su gobierno lanzó una investigación para determinar si las importaciones de vehículos constituían una amenaza para la seguridad nacional.

“Si esos Aranceles y Barreras no se derriban y remueven pronto, vamos a imponer un Arancel de 20% contra todos los autos que entren a Estados Unidos. ¡Ármenlos aquí!”, escribió Trump en Twitter este viernes.

Tras el anuncio, el índice de acciones de autos europeos cayó 1.25%, mientras que los papeles de Ford cambiaron de tendencia y perdieron 0.5% y los de General Motors bajaron 0.3%.

Lee también: Unión Europea aplicará aranceles a importaciones de EU a partir del viernes

El Departamento de Comercio estadounidense investiga si las importaciones de automóviles y piezas es un riesgo para la seguridad nacional. El plazo para completar la pesquisa es febrero de 2019, pero el secretario de Comercio dijo el jueves que se pretende retomarla a fines de julio o agosto.

En mayo, Trump sugirió que planeaba imponer aranceles de 20 o 25% a algunos vehículos y criticó el superávit comercial automotor de Alemania con Estados Unidos.

A finales de ese mes, una revista alemana aseguró que, de acuerdo con varias fuentes, el presidente Trump amenazó con perseguir a las automotrices alemanas hasta que no quede ningún Mercedes-Benz circulando en la Quinta Avenida de Nueva York.

Actualmente, Estados Unidos aplica un gravamen de 2.5% a los autos de pasajeros importados desde la UE y de 25% a los pickups importados. La UE impone un arancel de 10% a los autos estadounidenses.

La propuesta de subir los aranceles fue muy criticada por legisladores republicanos y grupos del sector. Una agrupación que representa a grandes automotrices estadounidenses y extranjeras señaló que confiaba en que “las importaciones de vehículos no representan un riesgo para la seguridad nacional”.

La Cámara de Comercio estadounidense destacó que la producción automotriz del país se ha duplicado en la última década y afirmó que los gravámenes “asestarían un tremendo impacto a la misma industria que pretende proteger y amenazaría con desatar una guerra comercial global”.

Las automotrices alemanas Volkswagen AG, Daimler AG y BMW AG arman vehículos en plantas en Estados Unidos. BMW es uno de los mayores empleadores de Carolina del Sur, con más de 9,000 trabajadores en ese estado.

 

Siguientes artículos

EU amenaza con veto frente a lentitud de dictámenes de la OMC
Por

El embajador de EU ante el organismo criticó que se rompan las reglas del Órgano de Apelación en busca de consensos.