El presidente estadounidense Donald Trump se adelantó a su homólogo mexicano, Enrique Peña Nieto, y dijo que “si México no está dispuesto a pagar por el muro, sería mejor cancelar la próxima reunión”, prevista para el próximo 31 de enero.

A través de su cuenta de Twitter, el mandatario estadounidense argumentó que México es el mayor beneficiado con el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), ya que Estados Unidos tiene un déficit comercial de 60,000 millones de dólares.

ACTUALIZACIÓN: Peña Nieto cancela reunión con Trump

En entrevista para el programa “Ciro Gómez Leyva por la mañana”, el secretario de Hacienda, José Antonio Meade, confirmó dicho déficit comercial, y respecto a la advertencia del presidente dijo que el gobierno mexicano mantendrá “el buen ánimo” para reunirse y negociar con la administración estadounidense.

Lee también: Peña Nieto reprueba decreto de Trump para construir muro

El jefe del Ejecutivo federal tiene previsto reunirse con el republicano el próximo 31 de enero para conversar sobre comercio, migración y seguridad. En este sentido, canciller Luis Videgaray dijo la noche del miércoles que la reunión seguía en pie, a pesar de que Trump firmó el decreto presidencial para levantar el muro.

“La reunión, por ahora, sigue en pie”, dijo el secretario de Relaciones exteriores durante una entrevista telefónica para Televisa.

“Quiero aclarar, si es preciso, que la reunión de trabajo entre los presidentes en Washington el próximo martes sigue confirmada”, agregó el canciller, añadiendo que había percibido disposición del equipo de Trump para lograr acuerdos.

El mensaje de Trump se da luego de que firmó la orden presidencial para comenzar la construcción de un muro en la frontera con México, como prometió durante su campaña; y después del anuncio del presidente Peña Nieto en el que dijo que reprobaba la decisión de Estados Unidos.

“México no va pagar por el muro”, reiteró Peña Nieto la noche del miércoles en un mensaje para anunciar el reforzamiento de la asistencia legal en los 50 consulados mexicanos en Estados Unidos, ante las nuevas medidas para frenar el paso de migrantes latinoamericanos a la principal economía del mundo.

“Lamento y repruebo la decisión de Estados Unidos de comenzar la construcción de un muro que, lejos de unirnos, nos divide”, dijo el presidente respecto a la orden de Trump que da luz verde al levantamiento del muro.

Además, ante las presiones políticas y sociales en el país tras darse a conocer la nuevo orden ejecutiva del republicano, el gobierno de Peña Nieto evaluaba cancelar su viaje a Washington, decisión para la que consultaría a gobernadores (Conago) y legisladores federales.

Lee: Trump, la amenaza para los migrantes en Estados Unidos

 

Trump, ¿el bueno?

Al anunciar la implementación de medidas en materia de seguridad nacional, Trump dijo que la construcción del muro en la frontera sur protegerá no sólo a Estados Unidos, sino también a México del flujo de inmigración ilegal proveniente de Centroamérica.

“Estamos en medio de una crisis en nuestra frontera sur, la inmigración ilegal de Centroamérica está afectando a México y a nuestro país”, dijo Trump y añadió que “un país sin fronteras no es un país de verdad, así que vamos a recuperar las nuestras”.

 “Acabo de firmar un acuerdo que salvará miles de vidas, millones de empleos y billones de dólares, vamos a colaborar con México —tengo una profunda admiración por el pueblo de México— y su presidente y yo discutiremos muchos temas importantes, como desmantelar los cárteles y evitar que el flujo del dinero siga fluyendo”, dijo.

El mandatario estadounidense agregó que “debemos salvar vidas de ambos lados de la frontera, y una economía saludable en México es muy importante para EU. Tengo la confianza de que fronteras sanas y cooperación económica llevarán a buen puerto la relación”.

 

Siguientes artículos

Daniel Hajj, yerno y mano derecha de Slim, y capitán de América Móvil
Por

América Móvil ha transitado dos etapas bien delimitadas: siete primeros años de rentabilidad creciente y luego nueve de...