El gobernador de Indiana, Mike Pence, es ya oficialmente el candidato de fórmula de Donald Trump y será este sábado cuando tengan su primera aparición juntos en esta campaña presidencial como aspirantes a la presidencia y vicepresidencia, respectivamente.

A través de su cuenta de Twitter, el precandidato republicano anunció que Pence será su compañero de fórmula vicepresidencial:

Te recomendamos leer: Recesión en México y dólar a 25 pesos, los mayores riesgos por Trump

Este anuncio se da después de que Trump decidiera posponer la revelación de su compañero de fórmula debido a los hechos ocurridos en Niza, Francia, donde un camión conducido por hombre originario de Túnez arrolló a decenas de personas durante los festejos del Día de la Bastilla, dejando hasta el momento 84 muertos y decenas de heridos, algunos aún en estado crítico.

Además de Pence, el republicano contemplaba al gobernador de Nueva Jersey, Chris Christie, y el ex presidente de la Cámara, Newt Gingrich.

Con el anuncio oficial, se terminaron los rumores y será este sábado a las 11:00 horas cuando Trump y Pence aparezcan en un evento para presentar su integración a la campaña republicana.

Lee también: Nueva York perdería 340,000 empleos si Trump llega a la Casa Blanca

 

¿Quién es Mike Pence?

El gobernador de Indiana es identificado como un republicano con fuertes vínculos con las bases, sobre todo con las más conservadoras, así como un político con amplia experiencia en el Congreso de Estados Unidos.

Ha liderado la postura conservadora en temas sociales como el aborto o el matrimonio homosexual; y fue uno de los primeros republicanos en apoyar al llamado Tea Party en el Capitolio; pero un elemento clave a su favor es la cercanía que tiene con los multimillonarios hermanos Charles y David Koch, así como con los donantes más importantes del Partido Republicano.

Durante la precampaña actual, los medios han evidenciado la lejanía de la campaña de Trump con los hermanos Koch y otros donantes republicanos.

Pence no ha escapado de la polémica, y apenas en marzo desató los reclamos de la sociedad estadounidense al firmar la ley de “libertad religiosa”, la cual permitiría a los comercios de Indiana prohibir la entrada a parejas de homosexuales bajo el pretexto religioso.

Esto desató enojo al ser vista como un argumento para discriminar, particularmente a la comunidad gay, lesbiana, bisexual y transgénero, con base en la religión. Ante esto, el gobernador dijo que se trataba de desinformación y malentendidos.

 

Siguientes artículos

15 empresas de Centroamérica quieren dar batalla al mundo
Por

Son varias las firmas latinoamericanas que evolucionan hacia estructuras más complejas y globalizadas. En algunos casos,...