El gobierno de Donald Trump ha hecho sus primeras declaraciones bélicas: construirá un misil para defenderse de Irán y Corea del Norte.

“Desarrollaremos un sistema de defensa con misiles de tecnología de punta para protegernos de ataques de estados como Irán y Corea del Norte”, informó la Casa Blanca en un comunicado.

Esta medida es el primer pulso contra Irán después de que, el 14 de junio de 2015, el consejo de seguridad de las Naciones Unidas, comandado por Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña, China y Rusia, lograra un acuerdo histórico para limitar la carrera nuclear iraní, levantar las sanciones económicas a la nación islámica y acabar con más de tres décadas de conflicto entre Washington y Teherán.

PUBLICIDAD

Lee también:  Tratado nuclear, ¿decisivo para el precio del petróleo?

“Nuestro ejército necesita todos los bienes a su disposición para defender a Estados Unidos. No podemos permitir que otras naciones sobrepasen nuestra capacidad militar. La Administración Trump mantendrá el nivel más alto de preparación militar”, dijo el documento.

La Casa Blanca puntualizó que el político republicano buscará poner fin al “secuestro” de la Defensa y presentará un nuevo presupuesto al Congreso, describiendo un plan para reconstruir al ejército estadounidense.

En 2015, el gasto militar de Estados Unidos fue de 597,000 millones de dólares (mdd), comparable con los 14 países que más gastan en defensa juntos (664,000 mdd), incluyendo a China, Rusia, Iraq e Israel, de acuerdo con el diario estadounidense, The Washington Post.

El nuevo gobierno también habló sobre la guerra cibernética, descrita como “un campo de batalla emergente”.

“Debemos tomar todas las medidas para salvaguardar nuestros secretos y sistemas de seguridad nacional. Haremos que sea una prioridad desarrollar capacidades cibernéticas defensivas y ofensivas en nuestro Comando Cibernético de Estados Unidos”.

Para lograrlo, la administración de Trump buscará reclutar a “los mejores y más brillantes estadounidenses para servir” en esta área crucial.

 

Este es el texto íntegro publicado por la Casa Blanca:

Haremos a nuestro ejército fuerte otra vez

Nuestros hombres y mujeres en uniforme son la mayor fuerza de combate en el mundo y los guardianes de la libertad de Estados Unidos. Es por eso que la Administración Trump reconstruirá nuestro ejército y todo para asegurarnos de que nuestros veteranos reciban el cuidado que merecen.

Nuestro ejército necesita de todos los bienes a su disposición para defender a Estados Unidos. No podemos permitir que otras naciones sobrepasen nuestra capacidad militar. La Administración Trump buscará el nivel más alto de preparación militar.

El Presidente Trump pondrá fin al secuestro de la defensa y presentará un nuevo presupuesto al Congreso, describiendo un plan para reconstruir nuestro ejército. Proporcionaremos a nuestros líderes militares los medios para planificar nuestras futuras necesidades de defensa.

También desarrollaremos un sistema de defensa antimisiles de vanguardia para protegernos de los ataques con misiles de Estados como Irán y Corea del Norte.

La guerra cibernética es un campo de batalla emergente, y debemos tomar todas las medidas para salvaguardar nuestros secretos y sistemas de seguridad nacional. Haremos una prioridad el desarrollo de capacidades cibernéticas defensivas y ofensivas en nuestro Comando Cibernético y reclutaremos a los mejores y más brillantes estadounidenses para servir en esta área fundamental.

No olvidemos nunca que nuestro ejército está compuesto por gente heroica. También debemos asegurarnos de que los miembros del servicio militar y sus familias cuenten con la mejor atención médica, educación y apoyo, tanto cuando sirven como cuando regresan a la vida civil.

Conseguiremos a nuestros veteranos el cuidado que necesitan dondequiera y cuando lo necesiten. No deberán manejar largas distancias para conseguirlo. No habrá más listas de espera o programación para la atención futura. No más burocracia excesiva. Sólo el cuidado y el apoyo que nuestros veteranos se han ganado a través del sacrificio y el servicio a nuestro país. La Administración Trump transformará el Departamento de Asuntos de Veteranos para satisfacer las necesidades de los miembros del servicio del siglo XXI y de nuestras mujeres veteranas. Nuestras reformas comenzarán con el despido de los corruptos e incompetentes ejecutivos de la dependencia que decepcionaron a nuestros veteranos, con la modernización de la burocracia y la capacitación de los médicos y enfermeras para asegurar que nuestros veteranos reciban la mejor atención disponible de manera oportuna.

Bajo la Administración Trump, Estados Unidos cumplirá sus compromisos con nuestros veteranos”.

 

Siguientes artículos

Donald Trump firma sus primeros decretos presidenciales
Por

Hasta el momento se desconoce si el republicano signó los documentos que ordenarían la renegociación del TLCAN, la salid...