Reuters.- El presidente Donald Trump dijo que un acuerdo comercial con China está más cerca y que podría ser anunciado en unas cuatro semanas, pero advirtió que sería difícil dejar que las partes sigan negociando si no se resuelven los problemas pendientes.

En diálogo con periodistas en la Casa Blanca al inicio de una reunión con el viceprimer ministro chino, Liu He, Trump dijo que se habían zanjado algunos de los puntos más difíciles del acuerdo pero que todavía había diferencias.

«Hay muy buenas posibilidades de que suceda. Creo que eso será genial para ambos países», dijo Trump, y agregó que si se llega a un acuerdo sostendría una cumbre con el presidente chino, Xi Jinping.

«Diría que lo sabremos en las próximas cuatro semanas», señaló el mandatario republicano.

Rumbo al final

China y Estados Unidos buscan poner fin a una guerra comercial de varios meses que ha sacudido a los mercados globales. Washington quiere cambios radicales en las políticas económicas y comerciales de China, mientras que Pekín busca que Trump levante costosos aranceles a sus productos.

El comercio entre las potencias totalizó 660.000 millones de dólares el año pasado, según datos de la Oficina del Censo de Estados Unidos, que consisten en importaciones de bienes chinos por 540,000 mdd y exportaciones al gigante asiático por 120,000 millones.

En comentarios durante su reunión con Trump, Liu citó «un gran progreso» en las conversaciones debido a la participación directa del mandatario, y agregó que a pesar de los problemas pendientes, «con suerte obtendremos un buen resultado».

Lee también: CEO de Huawei anuncia la nueva etapa de la firma china

Más temprano, Trump había dicho que «si no es un gran acuerdo, no lo queremos. Pero va muy bien (…) Es un acuerdo muy complejo. Es un gran acuerdo».

«Será un gran negocio para nuestros agricultores. Tecnología, robo de propiedad intelectual: todo está cubierto. No hay nada que no esté cubierto», agregó el mandatario.

Las esperanzas de que las conversaciones avancen en una dirección positiva han alentado a los inversores.

Tras reunirse en Pekín la semana pasada, el representante de Comercio estadounidense, Robert Lighthizer, y el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, sostienen conversaciones con una delegación china en Washington esta semana. Los funcionarios no hablaron tras los encuentros del jueves por la mañana.

 

Siguientes artículos

UE condena levantamiento de la inmunidad parlamentaria de Guaidó
Por

Por su parte, John Bolton, señaló que Venezuela se mantendrá sumida en la crisis hasta que Maduro acepte la amnistía pro...