El presidente Donald Trump respondió a una nueva amenaza de Corea del Norte, promocionando lo que llamó su botón nuclear “más grande y más poderoso” después que durante un discurso televisado el día de Año Nuevo, el líder norcoreano Kim Jong Un, señaló que tenía un botón nuclear siempre sobre su escritorio, aludiendo su poderío armamentista.

Ante esto, Trump lanzó otro mensaje al líder norcoreano, Kim Jong Un, a través de Twitter en donde detalla que él no se queda atrás en el tema de la capacidad armamentista nuclear.

“El líder norcoreano Kim Jong Un acaba de decir que el Botón Nuclear está en su escritorio todo el tiempo'”, tuiteó Trump. “Alguien de su régimen agotado y hambriento de alimentos, por favor infórmele que yo también tengo un botón nuclear, pero es mucho más grande y más poderoso que el suyo, y mi Botón funciona”.

La amenaza de Trump se produce en medio de otra advertencia del embajador de Estados Unidos en las Naciones Unidas, Nikki Haley, quien dijo el martes que Estados Unidos no tomará en serio las conversaciones entre Corea del Sur y Corea del Norte, luego de que Corea del Sur propusiera mantener conversaciones de alto nivel entre las dos naciones. Frontera entre Corea del Norte y Corea del Sur.

Aunque los actuales funcionarios estadounidenses han analizado las negociaciones entre Corea del Norte y Corea del Sur, ex funcionarios estadounidenses -incluido el exdirector de Inteligencia Nacional James Clapper- y muchos analistas de Corea del Norte parecen haber aceptado las ambiciones nucleares del país y han aprobado la convocatoria de negociaciones.

“Puedo imaginar un escenario donde yuxtapongan una prueba de misiles y acuerden hablar con los surcoreanos, lo que creo que sería algo bueno”, dijo Clapper. “Creo que sería muy útil relajar algunas de las tensiones. Creo que la negociación es el único camino que tenemos por delante, para mí no hay otra opción realista”.

 

Siguientes artículos

netflix
Apple podría comprar a Netflix gracias a la nueva reforma fiscal de EU
Por

La adquisición se podría concretar gracias a la nueva reforma fiscal de Donald Trump, detallaron analistas de Citi.