Reuters

El precandidato republicano Donald Trump, favorito en las encuestas para ganar la nominación de su partido, dijo el miércoles que las mujeres que ponen fin a un embarazo deberían enfrentar algún tipo de castigo si Estados Unidos prohíbe el aborto, pero luego pareció dar marcha atrás y afirmó que el tema debería ser manejado por los estados.

En un video de parte de una entrevista con el canal MSNBC que se emitió el miércoles, Trump dijo que incluso si se prohibía el aborto algunas mujeres igualmente se someterían ilegalmente al procedimiento.

“Tiene que haber algún tipo de castigo”, dijo el multimillonario en el video. Al ser consultado sobre qué forma de sanción pediría, Trump respondió “eso no lo sé”.

PUBLICIDAD

Los comentarios generaron de inmediato una ola de reacciones negativas, y su campaña envió un comunicado por correo electrónico a Reuters en el que Trump moderó su posición.

“Este tema no está claro y debería volver a los estados para su determinación”, dijo el aspirante a la nominación presidencial republicana en el comunicado.

Recientemente, el Washington Post encargó a Moody’s una proyección bajo un modelo económico y el resultado es un escenario dantesco: 4 millones de estadounidenses desempleados, pérdida de poder adquisitivo, caídas en las exportaciones, desplomes en los mercados bursátiles y otra recesión en la aún economía más poderosa del mundo.

 

Siguientes artículos

sector manufacturero
Mexicanos aceptan innovación, pero protegen negocios tradicionales
Por

Los ejecutivos mexicanos ven con optimismo el impacto digital y de la innovación, al tiempo en que opinan que transforma...