Jonathan Heath, asesor económico de la American Chamber of Commerce (AmCham), es claro con el futuro de la economía mexicana, la cual existe una alta probabilidad de que entre en una recesión en la primera mitad de 2017 por los riesgos generados por el triunfo del candidato republicano, Donald Trump.

“Pensaría a estas alturas que la probabilidad (de que la economía mexicana) entre a una recesión en la primera mitad empieza a subir a subir”, señaló el economista durante su participación en el Foro político-económico México y Estados Unidos frente a nuevos escenarios.

El crecimiento económico para 2017; “las encuestas pronosticaban 2.3% del PIB y los más pesimistas veían que no llegarían ni al 2%: Eso era un escenario con un triunfo de la demócrata, Hillary Clinton”.

Te interesa: EU desconoce la importancia del TLCAN; México no es el demonio:AmCham

PUBLICIDAD

Con el escenario Trump, las posibilidades son todavía más difíciles en el corto plazo, ya se detendrá los flujos de inversión y se detendrán muchos proyectos hasta qué conozcan la política del republicano, advirtió.

El economista manifestó que sí vemos una gran cantidad de indicadores de la economía mexicana, los cuales proyectan que la tasa del Producto Interno Bruto (PIB) va a la baja y un el tipo de cambio se viene depreciando todos los dos días.

“Uno de los indicadores que más me ha impresionado ha sido el derrumbe del indicador de confianza al consumidor y empresarial”, aseguró el especialista.

“En el índice de confianza al consumidor estamos cerca del nivel más pesimista de lo que estábamos en la gran recesión de 2008 y 2009”, declaró.

El escenario previsto para Clinton era de pesimismo, algo que sólo se vio cuando se registró la recesión, cuando se le cuestionaba a los consumidores ¿cuál es la situación actual del país? y ¿cómo ven la situación actual del país dentro de 12 meses?, explicó.

“Bajo el escenario Trump no lo mejora y lo empeora”, por lo que será interesante ver a principios de diciembre los datos del indicador, dijo el analista económico.

La depreciación del tipo de cambio en el corto plazo refleja el nerviosismo, la incertidumbre y sobre qué tanto hará Trump, “aunque sea una pequeña parte de lo que prometió”, comentó.

Jonathan Heath agregó que en el corto plazo vamos a ver volatilidad en el tipo de cambio, ya que seguirá subiendo y aún “no hemos visto los niveles más elevados y así estaremos por un buen rato” en medio de la incertidumbre.

“Si vemos todas las variables que estaban a la baja; definitivamente seguiremos revisando a la baja con un escenario Trump: La primera variable es el tipo de cambio que ya refleja el nerviosismo”, añadió.

Un tipo de cambio mucho más elevado tarde o temprano comenzará reflejarse en la inflación, hasta ahorita el traspaso ha sido moderado y no hay más margen de las empresas para seguir aguantando alzas de precios, concluyó Heath.

 

Siguientes artículos

rakuten-barca-camiseta-web
Qué es Rakuten, la empresa que pagará 55 mde anuales por la playera del Barcelona
Por

Este miércoles se anunció el fin del patrocinio de Qatar Airways y la llegada de la compañía japonesa a partir del próxi...