El presidente Donald Trump aún no toma una decisión final sobre la eventual imposición final de los aranceles a las importaciones de acero y aluminio de una treintena de países, sostuvo hoy el secretario del Tesoro, Steve Mnuchin.

Estados Unidos exentó temporalmente a México, Canadá, Argentina, Australia, Brasil, Corea del Sur y la Unión Europea, e impuso un plazo que vence el primer minuto del martes 1 de mayo para decidir si extiende la exención o aplica los aranceles, de 10 y 25% respectivamente, señaló la agencia Notimex.

Lee también Actriz porno demanda a Donald Trump por difamación

“El presidente no ha tomado una decisión. Somos muy cuidadosos con lo que hacemos”, dijo el titular del Tesoro en entrevista con Fox Business News. “Creo que el presidente ha sido muy claro, ha habido discusiones, y el presidente tomará una decisión sobre ésto”, añadió Mnuchin.

PUBLICIDAD

La administración exceptuó temporalmente a México y Canadá por la relación de seguridad con sus dos socios comerciales, en momentos que los tres gobiernos negocian la modernización del Tratado de Libre Comercio de Norteamérica (TLCAN). Las negociaciones del TLCAN continúan a nivel técnico en Washington y reanudarán a nivel ministerial el 7 de mayo en la capital estadunidense.

El secretario mexicano de Economía, Ildefonso Guajardo, dejó en claro la semana pasada que México no aceptará ningún tipo de restricción al comercio de acero y aluminio.

Desde Vancouver, el premier canadiense Pierre Trudeau advirtió que las sanciones dañarían el empleo regional. El Fondo Monetario Internacional (FMI) advirtió el mes pasado que la eventual imposición de aranceles a las importaciones de acero y aluminio causarán perjuicio no sólo a la economía global, sino a la de Estados Unidos, en particular a los sectores de manufacturas y de construcción.

Poco después un grupo de 107 legisladores republicanos envió una carta al presidente para urgir reconsiderar la imposición de los aranceles. El presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, alertó que los aranceles pueden desencadenar una guerra comercial. Tradicionalmente los republicanos apoyan las políticas de libre mercado y apertura comercial, y en su momento fueron clave para la aprobación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) durante la Presidencia de Bill Clinton.

La decisión sobre los aranceles coincide con los preparativos de una senda misión de Estados Unidos a China para discutir su relación comercial, en momentos que el coloso asiático alcanzó un superávit de 375 mil millones de dólares sobre Estados Unidos en 2017. La misión de alto nivel incluye a los secretarios Steve Mnuchin, del Tesoro; Wilbur Ross, de Comercio; al representante comercial de la Casa Blanca, Robert Lighthizer; al asesor económico presidencial Larry Kudlow, y al asesor comercial Peter Navarro, entre otros.

 

Siguientes artículos

Guatemala impulsa iniciativa para combatir el hambre
Por

El objetivo de este programa es mejorar las condiciones de nutrición mediante inversiones a la agricultura y fortalecien...