El presidente Donald Trump firmó la ley que endurece las sanciones contra Rusia, aprobada por ambas cámaras del Congreso estadounidense como reacción a la presunta interferencia de Moscú en las elecciones presidenciales de 2016.

La medida provocó que el gobierno de Vladimir Putin solicitara a Washington el retiro de personal como represalia, además de que se consideraba la opción de que Trump decidiera no firmarla ante los esfuerzos de su administración por mejorar las relaciones con el Kremlin.

La legislación que signó esta mañana también limita su propia autoridad para levantarlas en un futuro, aspecto que criticó Trump al considerarla “seriamente defectuosa”.

“Al limitar la flexibilidad del Ejecutivo, esta ley hace más difícil para Estados Unidos lograr buenos acuerdos para el pueblo estadounidense que provocarán que China, Rusia y Corea del Norte se unan más”, de acuerdo con un comunicado.

PUBLICIDAD

Y por último dijo que espera cooperación entre ambos países en asuntos globales relevantes, “que provoquen que estas sanciones ya no sean necesarias”.

La semana pasada el Senado de Estados Unidos aprobó un paquete de sanciones contra Rusia por su supuesta injerencia en las elecciones de 2016, así como por su actividad militar en el este de Ucrania y su anexión de Crimea en 2014.

También fue un paso más al convertir en ley la acción ejecutiva que fue firmada por el presidente Barack Obama antes de dejar el poder.

El paquete, aprobado por republicanos y demócratas, también incluye sanciones contra Corea del Norte e Irán.

 

Siguientes artículos

Reservas de crudo de Estados Unidos reportan nueva caída semanal
Por

Pero la reducción del inventario de crudo y gasolinas de EU no fue tan fuerte como esperaba el mercado, causando una lev...