Reuters.- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, instó este miércoles a boicotear a CNN, intensificando su batalla contra la cadena de televisión en momentos en que su gobierno busca obstaculizar los intentos de AT&T Inc para comprar Time Warner Inc, que es dueño del canal de noticias.

Trump ha criticado el acuerdo propuesto, que el Departamento de Justicia ha pedido frenar. Expertos legales han indicado que los ataques del mandatario contra CNN podrían complicar los argumentos de su gobierno.

El presidente, que ataca de manera regular a los principales medios de comunicación, lleva tiempo lanzado duras críticas contra CNN, una cadena a la que acusa de propagar “noticias falsas” y que asegura que ya no ve, al tiempo que alaba a su rival, Fox News. Su llamado al boicot parece ser un paso más allá en sus ataques.

“Genial, y deberíamos boicotear las noticias falsas de CNN. ¡Lidiar con ellos es una pérdida total de tiempo!”, escribió Trump en Twitter en respuesta a una publicación de su portavoz Sarah Sanders, quien el martes elogió las informaciones respecto a que CNN no asistirá a una fiesta anual que se celebra en la Casa Blanca para los medios de comunicación.

PUBLICIDAD

No está claro de inmediato si la publicación de Trump fue un amplio llamado a boicotear CNN o estaba destinado al personal de la Casa Blanca.

Representantes de la Casa Blanca y de CNN no respondieron de inmediato a una solicitud de comentarios por el tuit de Trump.

 

Retuitea videos antimusulmanes

El presidente estadounidense publicó en su cuenta de Twitter videos antimusulmanes que originalmente habían sido subidos a la red social por una líder de un partido británico de extrema derecha sentenciada previamente este mes por hostigar a una mujer musulmana.

Durante su campaña presidencial Trump había instado a una “prohibición a los musulmanes” y como mandatario emitió decretos para vedar el ingreso a Estados Unidos a ciudadanos de varios países de mayoría musulmana, aunque tribunales han bloqueado parcialmente la entrada en vigencia de esas órdenes ejecutivas.

Jayda Fransen, vicejefa del partido político antiinmigración Britain First (Gran Bretaña Primero), publicó los videos el miércoles, señalando que mostraban a un grupo de musulmanes golpeando a un adolescente hasta matarlo, dando una paliza a un niño en muletas y destruyendo una estatua cristiana.

Reuters no pudo verificar inmediatamente la autenticidad de las imágenes. Fransen dijo que provenían de varias fuentes online que los habían publicado en sus propias páginas en redes sociales.

“Estoy fascinada”, dijo a Reuters Fransen, quien tiene 53,000 seguidores en su cuenta de Twitter. “Lo importante es que Donald Trump se ha dado cuenta de la persecución y acusación a una líder política en Gran Bretaña por dar un discurso que la policía calificó de antimusulmán”, agregó.

La semana pasada, Fransen fue acusada por la policía de Irlanda del Norte de usar palabras amenazantes, abusivas o insultantes durante un discurso en una manifestación en Belfast en agosto.

El grupo de extrema derecha, que ha atraído a algunos cientos de manifestantes a sus habituales manifestaciones callejeras alrededor de Reino Unido, se califica en su página como un “movimiento leal” que se opone a la inmigración masiva, pero los críticos lo consideran una organización racista.

Fransen fue multada previamente este mes al ser hallada culpable de hostigamiento religioso agravado por violencia verbal contra una mujer musulmana. La líder y el jefe del movimiento fueron arrestados en septiembre y acusados del mismo cargo por la distribución de panfletos y difusión en internet de videos de un juicio a musulmanes sentenciados por violación.

 

Siguientes artículos

No le temo a AMLO y le voy a ganar: Meade
Por

El exsecretario de Hacienda acusó a López Obrador de estar obsesionado con el poder y temeroso de debatir.