En una esperada comparecencia ante el Senado de Estados Unidos, el exdirector del FBI (Buró Federal de Investigaciones), James Comey, acusó al presidente Donald Trump de mentirle a los estadounidenses sobre su persona y sobre la agencia que encabezaba.

Comey dijo que tanto Trump como colaboradores de la Casa Blanca trataron de difamarlo en varias ocasiones, al asegurar que personal del FBI había perdido la confianza en su liderazgo y que imperaba un desorden al interior de la oficina.

“Esas fueron lisas y llanas mentiras”, dijo ante los miembros del Comité de Inteligencia del Senado.

Comey, despedido de la dirección del FBI en mayo pasado, fue citado para hablar sobre los motivos por los que fue separado del cargo y si el mandatario estadounidense buscó interrumpir las investigaciones criminales en torno a la presunta intromisión de Rusia en las elecciones de noviembre pasado.

PUBLICIDAD

Aquí la respuesta del mandatario: Trump se defiende en Twitter de las acusaciones de Comey

El exfuncionario también se dijo convencido de que la decisión de relevarlo en el cargo se debió a la investigación que el FBI realizaba sobre la colusión de miembros del equipo de Trump con Rusia para interferir en las elecciones.

El exdirector del FBI mencionó que tiene la esperanza de que “haya grabaciones” de sus conversaciones con el presidente Trump, de las cuales reveló que él tomó notas por temor a que mintiera sobre el contenido de estas interacciones.

“Entendí que podría ser despedido por cualquier razón o sin ninguna razón. (…) Y el 9 de mayo, cuando supe que había sido despedido, volví a casa como un ciudadano privado, pero las explicaciones, las explicaciones cambiantes, me confundieron y me preocupaban cada vez más”, dijo Comey.

Este tema ha traído duros golpes a la administración Trump, ya que obligó a su principal asesor en seguridad nacional, Michael Flynn, a renunciar a su cargo; o bien la presión que ha ejercido sobre su principal asesor y yerno, Jared Kushner, que esté en la mira del Congreso ante la posibilidad de haber establecido contactos inapropiados con el embajador de Rusia y empresarios rusos.

REACCIONES: La Casa Blanca defiende a Trump: “No es un mentiroso”

 

Revela verdades que Trump pretendía ocultar

En su testimonio, bajo juramento, ante la Comisión de Inteligencia del Senado, dijo que en su primera reunión con Trump, ya como presidente en funciones, le preguntó si él estaba siendo investigado, a lo que le respondió que en ese momento no lo era.

También aseguró que durante una cena en enero, el presidente le dio la impresión de que “buscaba algo a cambio” de permitirle seguir en el cargo, y consideró que los jefes de organismos de seguridad “no deben estar espiando a ver si el jefe está complacido o no con lo que uno hace”.

El exdirector del FBI también aseguró que tenía conocimiento sobre diversas razones  por las que la participación del secretario de Justicia, Jeff Sessions, en la investigación rusa causaría problemas.

Y que funcionarios de carrera del departamento exhortaron a Sessions a apartarse de la investigación, como lo hizo a finales de marzo, luego de darse a conocer que habría mentido bajo juramento al sí haberse reunido un par de veces con el embajador ruso durante la campaña presidencial.

Con información de agencias.

Te puede interesar: Trump quiere reconstruir lazos con Rusia en plena crisis

 

Siguientes artículos

casa-blanca-fachada
La Casa Blanca defiende a Trump: “No es un mentiroso”
Por

"Puedo afirmar con seguridad que el presidente no es un mentiroso", dijo una portavoz de la Casa Blanca, en respuesta a...