Reuters.- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, propuso este sábado un acuerdo de inmigración en un intento por poner fin al cierre parcial del gobierno que ya se extiende por 29 días, pese a que la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, y otros líderes demócratas ya habían dicho que rechazarían su plan.

Trump se mantuvo firme en su demanda de 5,700 millones de dólares para financiar un muro en la frontera con México, que será parte de cualquier proyecto de ley para reabrir completamente el gobierno, un ultimátum al que se oponen los demócratas.

El presidente esperaba que al ofrecer nuevas protecciones para algunos inmigrantes indocumentados se pudiese terminar con un mes de estancamiento en el Congreso.

En un discurso en la Casa Blanca, Trump ofreció extender el apoyo al programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés), el cual protege a los jóvenes conocidos como «dreamers», así como a los beneficiarios del plan Estatus de Protección Temporal (TPS).

Describiendo el sistema de inmigración de Estados Unidos como «gravemente roto», Trump dijo: «Estoy aquí para romper el atasco y proporcionar al Congreso un camino para poner fin al cierre del gobierno y resolver la crisis en la frontera sur».

Lee también: Trump firma ley de pago retroactivo a afectados por cierre de gobierno

Señaló que el líder de la mayoría en el Senado, el republicano Mitch McConnell, buscaría una rápida aprobación de la propuesta.

Los demócratas insistieron en que solo habrá conversaciones sobre la seguridad de la frontera después de que reabra el gobierno.

El líder demócrata del Senado, Chuck Schumer, dijo: «Fue el presidente quien retiró las protecciones de DACA y TPS por primera vez. Ofrecer algunas protecciones a cambio del muro no es un consenso sino más bien una toma de rehenes».

Poco antes de que hablara Trump, Pelosi señaló en una declaración que la oferta era «inaceptable» y que no «representaba un esfuerzo de buena fe para restaurar la certeza en la vida de las personas».

La líder de la Cámara de Representantes añadió que era poco probable que la oferta del presidente obtenga los votos necesarios para ser aprobada por la Cámara de Representantes o el Senado.

Alrededor de una cuarta parte de los programas del gobierno se han cerrado parcialmente por la falta de fondos, mientras Trump ha mantenido firme su demanda por los recursos para el muro que, según ha dicho, mantendría alejados a los inmigrantes ilegales y las drogas.

El cierre parcial ha significado que 800,000 trabajadores federales estén sin permiso o trabajando sin paga desde el 22 de diciembre.

Trump separó a más niños de familias migrantes de lo que se pensaba: auditoría

 

Siguientes artículos

Merkel promete trabajar duro para un nuevo acuerdo sobre el Brexit
Por

La canciller alemana Angela Merkel dijo confiar en que después del Brexit, Reino Unido siga siendo un socio importante p...