El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ordenó la noche del jueves el bombardeo de una base militar en Siria e hizo un llamado a “todos los países civilizados” a trabajar en conjunto para terminar con el derramamiento de sangre en ese país.

La incursión militar fue la respuesta de Trump a la presión de varias voces dentro y fuera de Washington que le urgían a involucrarse en el conflicto armado tras el presunto uso de armas químicas por parte del gobierno sirio.

“El martes, el dictador sirio Bashar al Asad lanzó un horrible ataque con armas químicas contra civiles inocentes usando un agente neurológico mortal”, dijo Trump desde su residencia de Mar-a-Lago, en Florida.

“Esta noche, pido a todos los países civilizados que se unan a nosotros para buscar el fin del derramamiento de sangre en Siria y también para poner fin al terrorismo de todo tipo”, añadió Trump.

PUBLICIDAD

El mandatario dijo además que, “Esperamos que mientras Estados Unidos defiende la justicia, la paz y la armonía prevalecerán al final”.

En tanto, fuentes oficiales sirias confirmaron que el ataque provocó “pérdidas”, aunque no detallaron si éstas fueron humanas o materiales, según reporta la agencia AFP.

“Una de nuestras bases aéreas en el centro del país fue atacada por un misil disparado por Estados Unidos, provocando pérdidas”, dijo la fuente, que calificó el ataque de “agresión”.

 

Siguientes artículos

Ex trabajadores de Mexicana recibirán pagos después de 7 años
Por

El juez federal Horacio Nicolás Ruiz Palma, titular del juzgado decimoprimero de Distrito en Materia Civil en la Ciudad...