El presidente Donald Trump advirtió a Israel que no construya nuevas casas en la frontera con Cisjordania.

“Aunque no creemos que la existencia de asentamientos sea un impedimento para la paz, la construcción de nuevos asentamientos o la expansión de los existentes, más allá de sus fronteras actuales, pueden no ayudar a alcanzar esa meta”, dijo la Casa Blanca en una declaración, de acuerdo con el diario estadounidense The New York Times.

La oficina  de Trump dijo que él ho ha asumido una postura oficial en cuanto a la actividad, pero el magnate inmobiliario discutiría el asunto con el primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu en su encuentro del 15 de febrero e intenta decirle que espere hasta entonces.

PUBLICIDAD

Desde el 20 de enero, Israel ha informado que construirá 5,000 casas nuevas en Cisjordania, animado por el apoyo de Trump.

Donald Trump se ha posicionado como un aliado orgulloso de Israel, al elegir como su embajador a un defensor financiero de los asentamientos en Cisjordania y criticó fuertemente que Obama por no bloquear la resolución de Naciones Unidas sobre condenar las construcciones.

El crecimiento de los asentamientos refleja para Netanyahu una liberación tras años de frenos de Obama, quien consideraba que la construcción de más casas era dañino para la negocación de un acuerdo pacífico de nuevas construcciones.

El pasado 14 de septiembre de 2016, Estados Unidos e Israel firmaron un nuevo acuerdo de asistencia militar a 10 años con un valor de 38,000 millones de dólares, un incremento de 27% comparado con el último acuerdo pacto firmado en 2007, según The Atlantic.

Según el Servicio de Investigación del Congreso, “el mayor receptor acumulativo de ayuda externa de los Estados Unidos desde la Segunda Guerra Mundial”.

Lee también: Israel apoya muro en la frontera entre México y EU

 

Siguientes artículos

Uber cede a la presión y Kalanick renuncia al consejo económico de Trump
Por

"La inmigración y la apertura a los refugiados es una parte importante del éxito de nuestro país y también, muy honestam...