Jared Kushner, yerno del presidente estadounidense Donald Trump, se encuentra en el ojo del huracán, ya que este lunes sería anunciado como el responsable de supervisar una amplia iniciativa para reformar el gobierno federal; sin embargo, también podría ser llamado por el Congreso para comparecer por sus vínculos con Rusia.

El diario The Washington Post había adelantado que el gobierno de Trump presentará una iniciativa que busca impulsar ideas de negocios y privatizar potencialmente algunas funciones gubernamentales, y de acuerdo con Reuters un funcionario de la Casa Blanca confirmó que Kushner liderará la recién creada Oficina de Innovación Estadounidense.

Por su parte, The New York Times publicó este lunes que el Comité de Inteligencia del Senado quiere interrogar al yerno de Trump por las entrevistas que mantuvo en diciembre pasado con representantes del gobierno ruso, como parte de las investigaciones de las autoridades sobre las interferencias rusas en las elecciones del 8 de noviembre pasado.

El diario neoyorquino cita fuentes del gobierno y del Congreso que afirman que Kushner mantuvo una primera reunión con el embajador ruso en Washington, Sergey I. Kislyak, y con el titular de un banco estatal de desarrollo, Sergey N. Gorkov.

PUBLICIDAD

Kushner, que está casado con la hija del Ivanka Trump, es actualmente uno de los principales asesores de la Presidencia. Antes de su llegada a Washington, manejaba el imperio inmobiliario de su familia, que incluye inversiones desde 2007 en lujosos domicilios como el 666 de la Quinta Avenida –con un valor de 360 mdd– y el Edificio Puck de Manhattan –200 mdd–, considerados las joyas de la corona de los Kushner, que poseen casi 4 millones de metros cuadrados en espacios residenciales, comerciales y de ventas al por menor en seis estados.

Lee: Entrevista exclusiva con el hombre que puso a Trump en la Casa Blanca

Kushner, investigado por contacto con Rusia

La reunión de Kushner con el embajador ruso en Washington era ya conocida, se produjo en la Torre Trump durante la transición presidencial y en ella participó también el general retirado Michael Flynn, entonces asesor de Seguridad de Trump y quien renunció al cargo el pasado 13 de febrero en medio del escándalo por ocultar sus contactos con representantes de Moscú.

The New York Times indicó que después de ese primer contacto, Kushner se reunió con Gorkov, titular del banco ruso Vnesheconombank e incluido en una lista de personas sancionadas por EU por la anexión rusa de Crimea y su apoyo a los grupos armados prorrusos de Ucrania.

De acuerdo con el periódico, Kushner será la persona más próxima a Trump que es interrogada por comités del Congreso o por el FBI como parte de las investigaciones oficiales sobre la intervención rusa en las elecciones.

La Casa Blanca confirmó ahora al diario ambos contactos y restó importancia a lo tratado por el yerno del entonces presidente electo. La portavoz presidencial, Hope Hicks, dijo al rotativo que Kushner está dispuesto a hablar con el Comité de Inteligencia del Senado.

Los investigadores del Senado quieren consultar al yerno de Trump si la reunión con el banquero ruso buscaba asegurar financiación para las reformas de un edificio en Manhattan propiedad del grupo inmobiliario de la familiar Kushner, de acuerdo con el diario.

Hicks negó que ese tema haya formado parte de la conversación que tuvo Kushner con Gorkov, así como que se hablara sobre la posibilidad de que se levantaran las sanciones impuestas al banquero ruso.

Ahora lee: Así de grande es la fortuna del clan de Jared Kushner, el yerno de Trump

 

Siguientes artículos

Messenger permitirá compartir ubicación en tiempo real
Por

La opción para compartir la ubicación será opcional, pero una vez que se comparta, quien la recibe podrá ver los movimie...