Donald Trump, presidente electo de Estados Unidos, aseguró este jueves que el presidente de Ford Motor Co, Bill Ford, le aseguró que no llevará su planta de Kentucky, en la que se producen los modelos Lincoln, a México; sin embargo, nunca hubo tales planes por parte de la armadora.

“Trabajé duro con Bill Ford para mantener la planta de Lincoln en Kentucky. ¡Se lo debo al gran estado de Kentucky por su confianza en mí!”, escribió ayer Trump en su cuenta de Twitter. “Él mantendrá la planta de Lincoln en Kentucky, no en México”, agregó.

En realidad nunca se anunció la intención de trasladar la producción de Kentucky al territorio mexicano, de acuerdo con fuentes.

Sin embargo, a pesar de que la compañía nunca dijo públicamente que analizaba trasladar la producción del MKC al sur de la frontera (a Cuatitlán, en México), hacia el mediodía de este viernes la portavoz indicó a Bloomberg que “probablemente” lo habría hecho en 2019, cuando finalice su contrato actual con el sindicato United Auto Workers.

PUBLICIDAD

La compañía automotriz había dicho en reiteradas ocasiones que no tiene planes de cerrar alguna planta en EU, además de que no podía realizarlo bajo los términos del contrato actual de United Auto Workers

De acuerdo con el colaborador de Forbes, David Kiley, la promesa de Ford es probablemente un intento de obtener el favor de Trump -con el que tuvo enfrentamientos durante la campaña presidencial-, porque al igual que otros fabricantes de automóviles, observan dañino si Trump sigue con el plan para imponer una tarifa del 35% a los vehículos importados de México.

“Los trabajos que podría tomar para montar un modelo mal vendido en México -si, de hecho, se dirigía a México como funcionarios de Ford dijeron que era probable, pero no definitivo- es bastante insignificante. Pero esto es sobre el simbolismo y congraciarse con un volátil presidente electo”.

Lee: “Trump debería estar celebrándonos, no criticándonos”: Ford

Hace dos meses, Bill Ford, dijo que el candidato presidencial republicano Donald Trump estaba equivocado al criticar a la compañía automotriz, por sus planes de abrir una planta en México para fabricar autos compactos ahora hechos en EU.

“Deberíamos ser celebrados en Estados Unidos por lo que hemos hecho. Somos tan estadounidenses cómo se puede ser”, dijo en el marco del Foro Mundial de Liderazgo Movilidad en Detroit.

Ésta no es la primera vez que los comentarios de Trump sobre la producción de Ford han sido puestos en duda, ya que el año pasado buscó el crédito por la decisión de Ford de transferir empleos desde México a Ohio, pero la automotriz dijo que había tomado la decisión en 2011, mucho antes de Trump anunciara su candidatura presidencial.

“Hemos confirmado con el presidente electo, Donald Trump, que la producción de Lincoln MKC en la planta de Louisville, Kentucky, se mantendrá en ese estado”, señaló Christin Baker, vocera de la compañía.

“Nos alienta que el señor Trump, así como el nuevo Congreso, continúen trabajando a favor de políticas que mejoren la competitividad de Estados Unidos, las cuales permitirán mantener la producción de este modelo en Kentucky”, agregó la portavoz.

Te recomendamos: Ford seguirá con su plan de mudar producción del Focus a México

Ford fabrica los vehículos Ford Escape y la SUV Lincoln MKC en su complejo de Louisville en Kentucky, donde emplea a aproximadamente 4,700 personas. A su vez, tiene una planta en la misma ciudad, donde producen camionetas y SUVs de mayor tamaño.

El pasado 9 de noviembre, tras darse a conocer la victoria de Donald Trump en las elecciones, Ford felicitó al republicano, al tiempo en que manifestó que trabajará de la mano con el mandatario electo.

De igual manera, la compañía reiteró su plan de invertir 1,600 millones de dólares en su nueva planta en San Luis Potosí, en México, para producir más vehículos compactos. Ford generará cerca de 2,800 empleos directos adicionales para el 2020.

Los trabajos de construcción iniciarán este verano y se prevé que las nuevas unidades salgan de la línea de producción en el 2018.

Por debajo de Estados Unidos y Alemania, México es el cuarto mayor productor de vehículos de la compañía estadounidense, para atender a mercados como Canadá, China, Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Chile, Paraguay, Perú, Uruguay y Corea del Sur.

 

Siguientes artículos

petróleo
EU descubre el yacimiento de petróleo más grande de su historia
Por

El USGS destacó que esta reserva situada en la cuenca de Midland Wolfcamp es la mayor acumulación de petróleo estimada q...