Reuters.- El presidente Donald Trump firmó horas atrás un decreto de emergencia nacional que prohíbe que las firmas de Estados Unidos usen equipos de telecomunicaciones fabricados por compañías que representen un riesgo de seguridad nacional, lo que abre la puerta a una prohibición contra la china Huawei Technologies Co.

El decreto invoca la Ley de Poderes Económicos de Emergencia Internacional, que da al presidente la autoridad de regular el comercio en respuesta a una emergencia nacional que amenace a Estados Unidos. La medida ordena al Departamento de Comercio, que trabaja con otras agencias del gobierno, a presentar un plan de aplicación dentro de 150 días.

Miembros del Congreso dijeron que la orden está dirigida directamente contra compañías chinas como Huawei, que funcionarios de inteligencia de Washington dicen podrían ser utilizadas por Pekín para espionaje.

Espionaje

«La principal exportación de China es el espionaje, y la distinción entre el Partido Comunista de China y las empresas del ‘sector privado’ chino como Huawei es imaginaria», dijo el senador republicano Ben Sasse.

El decreto, que ha estado bajo revisión durante más de un año, tiene como objetivo proteger la cadena de suministro y la tecnología de información y comunicaciones del país de «adversarios extranjeros», dijo el secretario de Comercio, Wilbur Ross.

«Bajo el liderazgo del presidente Trump, los estadounidenses podrán confiar en que nuestros datos e infraestructura están seguros», agregó.

Lee también: Las alcaldías de la CDMX con mayor robo de vehículos

Reuters reportó el martes que Trump tomaría medidas respecto a la propuesta esta semana. El decreto no nombra específicamente a ningún país o compañía, pero funcionarios de Estados Unidos han calificado previamente a Huawei como una «amenaza» y han presionado activamente a sus aliados para que no utilicen los equipos de Huawei en las redes 5G de próxima generación.

Washington cree que los equipos fabricados por Huawei podrían ser utilizados por el estado chino para espiar. Huawei , que ha negado repetidamente las acusaciones, no hizo comentarios de inmediato.

La orden ejecutiva llega en momentos en que China y Estados Unidos están envueltos en una guerra comercial y se han aplicado aranceles recíprocos, debido a lo que funcionarios de Washington llaman prácticas comerciales desleales de Pekín.

La compañia se dijo dispuesta a colaborar con el gobierno de Estados Unidos.

«Estamos listos y dispuestos a colaborar con el gobierno de los Estados Unidos para proponer medidas efectivas para garantizar la seguridad de producto», dijo Huawei.

Además, Huawei aseguró que restringir sus productos no hará más seguro o fuerte a los Estados Unidos.

«Restringir a Huawei el hacer negocios no hará que Estados Unidos sea más seguro o más fuerte; en su lugar, esto sólo servirá para limitar a los Estados Unidos a usar alternativas inferiores y más caras, rezagando al país en el despliegue de 5G y, eventualmente, perjudicando los intereses de empresas y consumidores estadounidenses», dice la declaración.

Además, las restricciones no razonables infringirán los derechos de Huawei y plantearán otros problemas legales graves.

 

Siguientes artículos

Para contribuir con el medio ambiente debes dejar de tener hijos: estudio
Por

Existen cuatro acciones individuales que pueden contribuir a reducir la cantidad de emisiones de contaminantes que una p...