Reuters.- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aprobó el viernes la publicación de un memorando republicano secreto que alega parcialidad contra él en el FBI y el Departamento de Justicia, en un inusual enfrentamiento con las agencias policiales por la supuesta interferencia rusa en las elecciones de 2016.

Trump ignoró advertencias del FBI de principios de esta semana y liberó el documento de cuatro páginas y lo envió al Congreso, donde los republicanos de la Comisión de Inteligencia de la Cámara de Representantes inmediatamente lo hicieron público.

El presidente republicano dijo a periodistas que el contenido del documento cuenta una vergonzosa historia de prejuicios contra él y que “mucha gente debería avergonzarse”.

El documento ha sido un punto de disputa entre republicanos y demócratas sobre la investigación criminal dirigida por el fiscal especial Robert Mueller, quien indaga la posible colusión entre la campaña de Trump y Rusia para influir en las elecciones presidenciales de 2016.

PUBLICIDAD

Mueller también estaría revisando cualquier intento de interferir con su tarea.

Trump se ha quejado en repetidas ocasiones de la investigación de Mueller, que ha opacado su primer año en el cargo y a la que califica de una “caza de brujas”. El presidente ha negado cualquier colusión u obstrucción a la justicia.

El memorando, criticado por el FBI como incompleto y cuestionado por los demócratas como un intento de socavar la investigación de Mueller, pretende mostrar que la investigación de las relaciones entre la campaña de Trump y Rusia es fruto de un sesgo político.

Los demócratas de la Cámara de Representantes y del Senado enviaron una carta a Trump el viernes advirtiéndole de que no use el memorando como un “pretexto” para despedir al fiscal general adjunto Rod Rosenstein o al fiscal especial Mueller.

“Despedir a Rod Rosenstein, al liderazgo del Departamento de Justicia o Bob Mueller podría provocar una crisis constitucional como no se ha visto desde la masacre del sábado por la noche”, escribieron los demócratas, en referencia al escándalo por el despido del fiscal especial de Watergate por parte del presidente Richard Nixon en la década de 1970.

El memorando, encargado por el presidente republicano de la Comisión de Inteligencia de la Cámara, Devin Nunes, sostiene que el FBI usó una fuente parcial para justificar la vigilancia de Carter Page, un asesor de campaña de Trump.

Alega que un documento sobre contactos de Trump con Rusia, compilado por el exespía británico Christopher Steele, y financiado en parte por los demócratas de Estados Unidos, formó una “parte esencial” en las solicitudes para la vigilancia electrónica de Page que comenzó en octubre de 2016.

Los demócratas dijeron que querían publicar su propio documento de respuesta el 5 de febrero.

 

Siguientes artículos

homicidios
Armas de EU se usan cada media hora en Canadá, México y Centroamérica
Por

Un informe advirtió que las leyes estadounidenses laxas contribuyen al tráfico de armas en otros países de la región....