El presidente estadounidense Donald Trump se reunirá la próxima semana con el presidente chino Xi Jinping y esperará se concrete un encuentro con su homólogo ruso Vladimir Putin, naciones que buscan ser el contrapeso de la potencia norteamericana y con las que se ha confrontado recientemente.

Por un lado, el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores del gigante asiático, Lu Kang, anunció que el mandatario chino viajará al centro turístico Mar-a-Lago en Florida los próximos 6 y 7 de abril, para reunirse con el magnate republicano.

En dicho encuentro, ambas partes trabajarán juntas “para hacer más grande el pastel de intereses mutuos y no simplemente buscar una distribución más justa”, dijo Lu.

La reunión entre Xi y Trump es la guinda que desde hace tiempo buscaban funcionarios de ambos gobiernos para limar asperezas, las cuales se han derivado principalmente de las críticas que Trump lanzó contra el dragón asiático desde su etapa como candidato y tras su llegada a la presidencia.

PUBLICIDAD

Por ello, ambas naciones atraviesan por un endurecimiento en sus relaciones y en el marco de conflictos que van desde el tema de Corea del Norte y el Mar de China meridional, hasta disputas comerciales.

Por otra parte, el dignatario ruso abrió las posibilidades de sostener un encuentro con Trump, ya que en el marco de un Foro sobre el Ártico en la ciudad rusa de Arjánguelsk, dijo que aceptaría una reunión en Helsinki si se organiza una cumbre ártica.

“Ese tipo de encuentros deben ser preparados por ambas partes. Si tiene lugar, estaríamos encantados de participar en ese evento (consejo ártico en Finlandia)”, afirmó el jefe del Kremlin, tras la reunión que sostuvo con el presidente finlandés Sauli Niinisto.

Además, Putin también declaró que Rusia apoyará a Estados Unidos en su lucha contra el terrorismo y el Estado Islámico (ISIS) en Siria.

Cabe recordar que el gobierno de Trump enfrenta una investigación federal en la que se indaga sobre la posible participación del gobierno ruso en las elecciones de noviembre, en las que derrotó a la demócrata Hillary Clinton, así como posibles vínculos en su campaña presidencial.

Aunado a esto, Trump ha manifestado públicamente su simpatía por Putin, como en una entrevista que concedió en 2015, donde dijo que el ruso era “un líder fuerte y poderoso”. Años más tardes, en el marco de la campaña electoral en EU, ambos personajes intercambiaron indirectamente palabras de admiración, lo que causó polémica, principalmente a los estadounidenses.

Con información de agencias.

Lee también: Trump premiará a yerno; Congreso lo interrogará por Rusia

 

Siguientes artículos

telecomunicaciones
Altán arranca formalmente el despliegue de la Red Compartida
Por

Con la conformación del Fideicomiso de la Red Compartida se abre de manera oficial el proceso de despliegue de la red ma...