Reuters. – El Departamento de Defensa de los Estados Unidos propuso pagar el cuestionado muro fronterizo del presidente Donald Trump desviando fondos de proyectos que incluyen 1,200 millones de dólares (mdd) para escuelas, guarderías y otras instalaciones para niños militares, según la lista que proporcionó a los legisladores.

El Pentágono entregó al Congreso una lista que incluía 12,800 mdd en proyectos de construcción para los cuales dijo que los fondos podrían ser redirigidos.

Alrededor de 10% de la lista se refiere a establecimientos educativos e incluye edificios escolares para los hijos de los miembros del servicio en lugares como Alemania, Japón, Kentucky y Puerto Rico.

La medida es una sorpresa, dado el apoyo que a menudo se promociona desde el gobierno de Trump para los sacrificios de las familias de militares y sugiere que el deseo de la Casa Blanca de construir un muro en la frontera con México supera a casi todos los demás problemas.

Sin embargo, de los 1,200 mdd en proyectos relacionados con la educación, aproximadamente 800 mdd están por repartirse, y esos fondos podrían ser fácilmente utilizados para la construcción de muros y reemplazados más adelante.

El Pentágono le dijo al Congreso que sólo porque un proyecto estaba en la lista, “no significa que el proyecto, de hecho, se utilizará” como una fuente de financiamiento para construir secciones del muro fronterizo.

A principios de marzo, Trump solicitó 8,600 mdd en su solicitud de presupuesto para 2020 para el muro que según él, detendrá la migración ilegal y el narcotráfico. Atrajo críticas rápidas de los demócratas.

Declaró una emergencia nacional en un intento por financiar el muro sin la aprobación del Congreso, una medida que le permite a su administración usar dinero del presupuesto de construcción militar, si es necesario.

En una tensa audiencia en el Congreso la semana pasada, los senadores demócratas exigieron que se les proporcionara una lista de fondos militares que podrían utilizarse para financiar la construcción de muros.

Los oficiales militares han prometido que no usarían ningún dinero de las viviendas militares. Una investigación reciente de Reuters encontró que miles de familias militares de los se vieron sometidas a graves riesgos para la salud y la seguridad en las viviendas en la base, lo que provocó que los legisladores se movieran para mejorar los controles de los propietarios.

Las escuelas primarias y secundarias ubicadas en bases en todo el mundo que sirven a familias militares corren el riesgo de sufrir la desviación de fondos, así como un nuevo edificio de ingeniería y estacionamiento en West Point, la academia militar del Ejército en el estado de Nueva York.

La Base Conjunta Andrews, donde se basa el avión del presidente de la Fuerza Aérea, debía recibir 13 mdd para un “Centro de Desarrollo Infantil”, pero los fondos para ese proyecto están en la lista.

La base cuenta actualmente con tres centros de desarrollo infantil que atienden a entre 12,000 y 14,000 militares activos y de reserva estacionados allí.

Te recomendamos: Trump pedirá 8,600 mdd para muro fronterizo en su presupuesto para 2020

 

Siguientes artículos

Inmobiliarias esperan definición de políticas en el sector para invertir
Por

Estamos en un proceso de transición y en la medida en un período donde se van definiendo las políticas, dijo el presiden...