El presidente estadounidense Donald Trump firmó este marte las órdenes ejecutivas que reviven dos polémicos proyectos que fueron rechazados por la administración de su predecesor Barack Obama: los oleoductos Keystone XL y Dakota Access.

En el marco de una comparecencia en la Sala Oval, el republicano aseguró que la construcción de ambos proyectos estará sujeta a “términos y condiciones” que su gabinete “negociará” con las empresas encargadas de construirlos.


Los polémicos oleoductos fueron planeados hace años, sin embargo, debido a la fuerte presión de grupos ambientalistas, que hicieron campaña contra el proyecto durante más de siete años, por lo que gobierno de Obama los descartó.

Los ecologistas criticaron los potenciales efectos adversos sobre el medioambiente que tendrían estos oleoductos en su recorrido, por ejemplo, el Dakota Acces, que atravesaría territorio indígena en Dakota del Norte, el río Missouri y el lago artificial Oahe, fuentes de agua potable para la tribu sioux; además de que podría afectar tierra considerada sagrada para esta reserva de Standing Rock.

PUBLICIDAD

Sin embargo, para Trump estos proyectos representan alrededor de 28,000 empleos y “excelentes puestos de trabajo de construcción”.

El extenso oleoducto Keystone XL transportaría unos 830,000 barriles diarios de petróleo crudo sintético y bituminoso diluido  desde Canadá a refinerías en Estados Unidos.

Por su parte, el Dakota Access, estimado en 3,800 millones de dólares, contemplaba trasladar medio millón de barriles de petróleo desde los yacimientos de Dakota del Norte a una infraestructura ya existente en Illinois.

Esta medida de Trump sería un impulso para los productores petroleros, inquietos por la limitada capacidad de los oleoductos que llevan el crudo al mercado.

 

Siguientes artículos

Nidal no tiene relación con Grupo Wisa: Abdul Waked
Por

A través del despacho de abogados Jaime Granos Peña & Asociados, el panameño Abuld Waked aclaró que su sobrino Nidal no...