Reuters. – El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se reunió el jueves con ejecutivos de la industria de videojuegos, después de haber apuntado al sector como uno de los factores que estimulan conductas violentas en el país tras el fatal tiroteo ocurrido el mes pasado en una escuela secundaria de Florida.

La reunión incluyó a legisladores, críticos de los videojuegos y ejecutivos de Take-Two Interactive Software Inc , desarrollador de “Grand Theft Auto”, y ZeniMax Media Inc, propietario de “Doom”. El hermano menor de Trump, Robert Trump, está en el consejo directivo de ZeniMax.

Trump citó la influencia de los videojuegos después de que un joven 19 años mató a tiros a 17 personas en una escuela secundaria de la ciudad Parkland, en el estado de Florida, y dejó heridas a más de una decena.

También puedes leer: Florida aprueba ley para que algunos maestros porten armas

PUBLICIDAD

La sesión del jueves fue cerrada a los medios de comunicación poco antes de que comenzara cuando un evento no relacionado se agregó al cronograma de Trump.

La conversación duró casi una hora y fue “intensa” pero “respetuosa”, y Trump pareció estar interesado en escuchar a todas las partes, dijo Melissa Henson del Parents Television Council, un grupo que aboga contra la violencia y el sexo en la industria del entretenimiento.

Henson, que tiene un hijo de nueve años, dijo que cree que deberían existir clasificaciones más detalladas de los videojuegos para los padres.

Trump hizo del tema algo personal al mencionar la semana pasada la preocupación por su hijo de 11 años, Barron. “Veo algunas de las cosas que está mirando y digo ‘¿cómo es eso posible?'”, dijo el presidente. (Reporte de Roberta Rampton; Escrito por James Oliphant.

 

Siguientes artículos

Coronel que advirtió venta de predio militar en Santa Fe es hallado muerto
Por

El ingeniero constructor de 52 años de edad fue hallado sin vida en su casa de Cancún el pasado 7 de febrero.