En la visita que realizará este miércoles Donald Trump a México para reunirse con el presidente Enrique Peña Nieto, ¿qué ganan los mexicanos con ese encuentro? ¿Qué se puede esperar de este encuentro?

Para Trump el encuentro en México es “oro molido”, aseguró el ex canciller Jorge Castañeda, en entrevista con Ciro Gómez Leyva, sobre todo en una visita en la que no se tiene claridad o “no se domina la agenda de medios” posterior a la charla entre el mandatario y el aspirante republicano.

En este sentido, el internacionalista Rafael Fernández de Castro consideró que esta visita “le queda cómoda” a Trump.

“Su campaña está hecha pedacitos, no va a ningún lado, y él sabe perfectamente que tiene que cambiar su discurso con las minorías”, señaló en una colaboración para el noticiero matutino de Carlos Loret de Mola.

PUBLICIDAD

Alejandro Schtulmann, presidente y líder de investigación en Emerging Markets Political Risk Analysis (EMPRA), consideró que tras la reunión se podría esperar que Trump baje el tono de su discurso y le dé matices a los blancos y negros que han adoptado durante su campaña.

En entrevista para Forbes México, el analista de riesgo político señaló que posterior al encuentro Trump podría mostrar mayor flexibilidad sobre el tema de cómo se financiaría el muro entre México y EU, o reiterar su rechazo a la migración ilegal pero abriendo la puerta a otros temas que estaría dispuesto a trabajar con México.

Te recomendamos leer: Ni con Hillary, ni con Trump

Cabe señalar que hasta el momento Presidencia de la República no ha confirmado si se realizará un mensaje conjunto tras la reunión, situación que los analistas consideran poco probable ante la insistencia de la opinión pública de que Trump ofrezca disculpas a los mexicanos por el mensaje de intolerancia que pregona en su campaña presidencial.

Además de que algunos republicanos, como la conservadora Ann Coulter y la ex gobernadora de Alaska Sarah Palin, han reaccionado con desagrado ante la “suavización” del discurso de Trump en los últimos días, lo que es visto como un riesgo al desatender a la base originaria de sus votantes.

Por otro lado, Schtulmann señaló que este encuentro es “riesgoso para Peña Nieto” y su imagen debido a la animadversión que produce Trump, sin embargo, destacó que se “trata de una obligación política” del gobierno para mantener la puerta abierta con un importante socio y la principal economía del mundo.

Pero el ex canciller consideró que se trata de “un acto desesperación innecesaria” del presidente, y como tal “puede funcionar”, aunque no confía en que sea el caso.

Te puede interesar: 6 formas en que México sí ganaría al renegociar el TLCAN

Schtulmann apunta también que el republicano aceptara la invitación también obedece a las realidades sobre las que se tendrán que trabajar en caso de que gane la elección del próximo 8 de noviembre, y destacó que este acercamiento con México también lo hará con otros países con los que se ha enemistado, como Alemania y el gobierno de Angela Merkel.

De igual manera, en el espacio informativo de Loret de Mola, Fernández de Castro también consideró que “no le queda otra” a Peña Nieto, pero si debería aprovechar para aclarar definitivamente con el republicano temas como migración, la frontera y el Tratado de Libre Comercio de América del Norte.

Castañeda también consideró que la reunión tendría sentido para México si se supiera “de manera negociada, qué va a decir en su discurso de migración hoy en la noche” en Arizona, EU, donde presentará sus políticas sobre migración.

“Hasta donde yo entiendo, nada de eso está pactado”, resaltó el ex canciller, y agregó que sin una negociación en este sentido significa “estar un poco en manos” de Trump.

A falta de un mensaje conjunto, se prevé que Trump y Presidencia den por separado su versión del encuentro, aunque serán las palabras del candidato republicano las más esperado, ante el desafío de ofrecer un mensaje que lo señale como ganador ante los conservadores, y al mismo tiempo no ofenda al país que lo recibió este miércoles en su casa.

Lee también: Juan Pablo del Valle, el millonario mexicano que enfrenta a Donald Trump

 

Trump, nos va a chamaquear: Fox

El ex presidente Vicente Fox dijo que Trump aprovechará la visita a México para su beneficio electoral y “chamaqueará” a los mexicanos.

“Es evidente que nos están chamaqueando, que nos están usando para el deleznable propósito de buscar votos. Ahora, Trump está también en un entredicho”, dijo el ex mandatario en entrevista radiofónica con Adela Micha.

Además, se refirió a la visita de Trump como “una desagradable sorpresa”, en la que se está utilizando este acercamiento de cara a la elección presidencial en la que actualmente el republicano se encuentra en desventaja.

“No hay una necesidad, ni la había (de invitar a Trump), es una situación de enorme desventaja para nosotros, (…) viene a situarse a la altura del presidente de esta gran nación, no es posible”, añadió.

Te puede interesar: 10 mujeres (muy) ricas que han donado a la campaña de Hillary

 

Una relación de amor y odio

La visita de Trump ha generado malestar en la sociedad mexicana debido a que es visto como el villano en la campaña presidencial de EU por su mensaje y amenazas al país, como la de deportar a más de 16 millones de mexicanos que viven y trabajan en suelo estadounidense, así como levantar un muro entre ambas naciones que deberá pagar el gobierno azteca.

Esta visita se realiza unas horas antes de que Trump presente en Arizona su postura sobre el tema migratorio, en un intento por atraer al voto hispano, visto como clave en las elecciones de noviembre, y el acercamiento con México podría favorecerle.

Cabe recordar que a principios de este año, Peña Nieto comparó la retórica de Trump, en ese entonces precandidato, a la de los dictadores Adolf Hitler y Benito Mussolini; aunque luego de que el republicano obtuviera la candidatura hubo un cambio en la postura del gobierno mexicano, ya que aseguró que se mantendría ajeno al proceso y dispuesto a dialogar con ambos aspirantes.

A lo largo de su campaña Trump calificó a los mexicanos como “violadores y criminales”, como recordó Jennifer Palmieri, directora de Comunicaciones de Hillary, en un comunicado tras conocerse la visita de Trump, y por ello hizo un llamado a estar alerta a lo diga el republicano en Arizona, no en México, y “si sigue comprometido con la separación de las familias y la deportación de millones de personas.”

El gobierno mexicano dio a conocer que el viernes pasado envió invitaciones a los equipos de campaña tanto de Trump como de Hillary para reunirse. Hasta el momento no ha recibido respuesta de la demócrata.

 

Siguientes artículos

El imperio de 1,000 mdp detrás del atún Dolores
Por

José Eduvigildo Carranza fundó una de las atuneras más emblemáticas del país. En los dos últimos años ha invertido más d...