Reuters.- El presidente Donald Trump dijo que Estados Unidos y México están progresando hacia un acuerdo comercial, y advirtió a Canadá que impondría aranceles a sus exportaciones de autos si no logra un entendimiento con su vecino del norte.

“El acuerdo con México marcha bien. Los trabajadores del sector automotriz y agrícola deben ser protegidos o no habrá acuerdo. El nuevo presidente de México ha sido un caballero absoluto”, sostuvo Trump en Twitter.

Lee también: AMLO y yo trabajaremos en algo muy positivo para ambos países: Trump

“Canadá debe esperar. Sus tarifas y barreras comerciales son muy altas. Vamos a imponer aranceles a los autos si no podemos llegar a un acuerdo!”, agregó en la red social.

PUBLICIDAD

El viernes terminó la tercera semana de negociaciones bilaterales entre México y Estados Unidos para renovar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

Canadá no ha estado presente y se prevé que se integre a las conversaciones hasta que los dos primeros países resuelvan los temas que analizan actualmente, entre ellos el de las reglas de origen para los automóviles fabricados en las región.

No te pierdas: Diálogo entre México y EU por TLCAN continuará la próxima semana

Al respecto, funcionarios de la industria automotriz dijeron el viernes que surgieron nuevos puntos de conflicto sobre la amenaza del presidente Trump de imponer fuertes aranceles al sector.

Funcionarios familiarizados con las conversaciones aseguraron que el gobierno de Trump desea tener la capacidad de imponer gravámenes por razones de seguridad nacional sobre la futura producción mexicana de nuevas plantas de ensamblaje y de autopartes.

Dichas fuentes comentaron que los negociadores de Estados Unidos esencialmente acordaron que un nuevo TLCAN eximiría a las actuales plantas de autos mexicanas de cualquier arancel relacionado con la “Sección 232” que pudiera imponer Trump.

Pero los negociadores de Washington no quieren aplicar las mismas garantías a las nuevas plantas mexicanas, aseguraron los funcionarios, ya que la potencial amenaza de aranceles de 25% desalentaría la nueva inversión automotriz en México para atender al mercado estadounidense.

Tras un requerimiento de Trump, el Departamento de Comercio lanzó en mayo una investigación sobre si las importaciones de vehículos, camiones y autopartes planteaban riesgos de seguridad nacional, invocando la misma ley comercial de 1962 con la que justificó aranceles más amplios sobre el acero y el aluminio, incluyendo los impuestos a México y Canadá.

Funcionarios del gobierno estadounidense y asesores en el Congreso han dicho que la investigación sobre gravámenes a los autos, como las de los metales, busca en parte obtener concesiones durante las actuales renegociaciones del TLCAN.

 

Siguientes artículos

Turquía advierte a EU que podría buscar nuevos aliados
Por

Las relaciones entre Estados Unidos y Turquía han caído a su punto más bajo en décadas sobre una serie de cuestiones pol...